Guatemala

Militares niegan el genocidio

Los testimonios en el conflicto contra Efraín Ríos Montt continúan. Los uniformados, mientras tanto, recogen firmas.

Un par de docenas de militares retirados y sus familiares lanzaron ayer lunes una campaña con la que intentan reunir el apoyo de 5 mil personas en las afueras de la Corte Suprema de Justicia para rechazar la acusación de que en Guatemala hubo genocidio, delito por el que es enjuiciado desde la semana pasada el exdictador José Efraín Ríos Montt.

Los manifestantes enarbolan el lema “Aquí no hubo genocidio” y acompañan su movimiento con el sonido de marchas militares y el himno nacional.

Víctor Manuel Argueta, un general retirado del ejército guatemalteco que preside una asociación de veteranos de la guerra, explicó que “vamos a recabar firmas en todo el país, para entregarlas a la Corte Suprema de Justicia para que se haga un juicio justo y apegado a derecho y se pruebe que aquí no hubo genocidio”.

Argueta, quien fue jefe del Estado Mayor Presidencial de Ríos Montt, explicó que pedirán que oficiales, especialistas, exparamilitares y comisionados militares de la época firmen la petición.

Un informe interdiocesal y otro auspiciado por Naciones Unidas atribuyeron a los militares y sus aliados la responsabilidad de más del 90% de las atrocidades cometidas contra civiles durante el conflicto bélico que a lo largo de 36 años dejó más de 200 mil muertos y desaparecidos.

La guerra terminó cuando el gobierno y las guerrillas marxistas firmaron en 1996 un acuerdo de paz firme y duradero.

En el quinto día de audiencias, reapareció como defensor del general acusado al abogado Danilo Rodríguez, un exguerrillero a quien Ríos Montt despidió en el inicio del debate.

El Tribunal ha escuchado las declaraciones de 43 testigos presentados por la fiscalía, que describieron los asesinatos, matanzas, violaciones, incendios, bombardeos, desapariciones forzadas, robos de niños y desplazamientos que presenciaron durante 1982 y 1983.

Jacinto Cobo Raymundo relató cuando el Ejército llegó a su aldea Paloc en Santa María Nebaj, en el departamento de Quiché en 1982.

“Voy a contar lo que viví en carne propia. En esos meses de abril y más adelante el ejército entraba así en grupos y empezaron a recoger todo lo que era nuestra pertenencia, los animales; se llevaron nuestras cosechas y terminando todo, quemaban nuestras casas, llevando los niños y niñas y todos se los llevaban”, dijo Cobo.

Francisco González, otra de las víctimas, relató que vio a tres ancianos morir de hambre. “Los vi morir de hambre, los tres eran hermanos. Hay cosas que ya no me acuerdo, pero de todas maneras los muertos allí están, son cosas muy dolorosas para nosotros. Si yo me muero, también ya dejé dicho a mis hijos todo ese sufrimiento que pasé”, relató González en el juicio.

Ríos Montt y su entonces jefe de Inteligencia José Rodríguez son acusados de genocidio y delitos de deberes contra la humanidad por la muerte de al menos mil 771 indígenas ixiles en el departamento de Quiché.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código