Netanyahu considera adelantar elecciones

El primer ministro estaría recibiendo presiones de sus consejeros para convocar nuevos comicios.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha asumido que deberá adelantar las elecciones generales a otoño de 2012, unos seis meses antes de lo previsto, con la intención de que su gobierno no sea derribado por otros partidos de la coalición, según la prensa israelí.

Fuentes políticas dijeron al diario Haaretz que el primer ministro ya ha mantenido varios encuentros con asesores políticos y encuestadores y que “sus consejeros le están presionando para adelantarlas”.

“De cualquier forma que se mire, este gobierno no llegará a fin de año”, declaró por su parte al diario una alta fuente del Likud.

Otra fuente de ese partido aseguró que “Netanyahu no quiere ser el que adelante los comicios pero tampoco quiere convocarlas por un fracaso en la aprobación de los presupuestos (generales del Estado)”, por lo que su convocatoria depende de que todas las partes se pongan de acuerdo en la fecha.

El presupuesto de 2013, que según la ley israelí debe ser aprobado antes del próximo 31 de diciembre, se ha convertido en un escollo por las crecientes demandas de los partidos minoritarios en la coalición de gobierno de que se destinen partidas a sus votantes, algo que Netanyahu rechaza porque se excedería el déficit previsto.

El otro es la controvertida ley que exime a los estudiantes de yeshivot (seminarios rabínicos) del servicio militar obligatorio, informan todos los medios.

El Tribunal Supremo ordenó en febrero al Gobierno que legisle una nueva ley en lugar de la que expira en agosto, esta vez, sin discriminaciones.

Los varones israelíes sirven 36 meses en el ejército y las mujeres 24, obligación de la que solo están exentos los judíos ultraortodoxos y los jóvenes de la minoría árabe.

El sábado, el ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, del ultraderechista Israel Beitenu, advirtió al primer ministro de que “la fecha de las elecciones” dependerá de la nueva ley, y que su partido aboga por el “alistamiento para todos”.

Una postura que rechazan las dos formaciones ultraortodoxas en el Gobierno de Netanyahu y que también amenazan con abandonarlo si no son respetadas sus demandas.

Fuentes del Likud citadas ayer por periódicos locales consideran que el embrollo político que espera al primer ministro en los próximos meses hacen imposible que el gobierno supere ambas pruebas, y estiman que los israelíes serán convocados a las urnas entre septiembre y noviembre.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código