Piden quitar apoyo a tribunal que procesa al Jemer Rojo

HRW afirma que hay una política de no cooperación del primer ministro Hun Sen para no abrir nuevas causas.
Vitrina con restos de víctimas del Jemer Rojo en el Centro de Genocidio a las afueras de Phnom Penh. Vitrina con restos de víctimas del Jemer Rojo en el Centro de Genocidio a las afueras de Phnom Penh.
Vitrina con restos de víctimas del Jemer Rojo en el Centro de Genocidio a las afueras de Phnom Penh.

Human Rights Watch (HRW) instó ayer a la ONU y países donantes a retirar su apoyo al tribunal internacional de Camboya que juzga al Jemer Rojo si continúan las intromisiones del Gobierno, encabezado por exmiembros del régimen que causó 1.7 millón de muertos hace tres décadas.

“La negativa del Gobierno camboyano a cooperar para llevar frente a un tribunal auspiciado por la ONU a los líderes del Jemer Rojo es la última gota después de años de obstrucciones, retrasos y corrupción”, afirmó el director para Asia de HRW, Brad Adams, en un comunicado.

El juez instructor Mark Harmon presentó a principios de mes cargos en rebeldía contra dos mandos intermedios del Jemer Rojo después de que su homólogo camboyano rehusara trasladar el caso a la policía.

Según HRW, esto se debió a la política de “no cooperación” instigada por el primer ministro Hun Sen, que en febrero alertó del riesgo de que estalle una nueva guerra civil si el tribunal insiste en abrir nuevas causas contra exmiembros del grupo. Hun Sen fue jefe de brigada del Jemer Rojo, pero desertó para huir de las purgas políticas y se unió a la ofensiva liderada por Vietnam que derrocó al régimen liderado por Pol Pot en 1979.

El tribunal ha costado $205 millones desde su puesta en marcha en 2006, y hasta el momento ha emitido dos sentencias. La primera fue contra el exdirector de la prisión S-21 Keing Guek Eav, alias Duch, de 72 años, condenado en apelación en 2012 a cadena perpetua por su responsabilidad en la tortura y asesinato de unas 17 mil personas. La otra fue contra el exjefe de Estado del régimen, Khieu Samphan, de 83 años, y el número dos de la organización, Nuon Chea, de 88, condenados a cadena perpetua en agosto de 2014 por crímenes contra la humanidad. Ambos, últimos miembros vivos de la cúpula, apelaron el fallo y boicotearon la reanudación del juicio por cargos de genocidio.

Al menos 1.7 millón de personas murió entre 1975 y 1979 en Camboya durante el régimen del Jemer Rojo a causa de trabajos forzados, enfermedades, hambruna y purgas políticas. Miles más perecieron durante la guerra civil que siguió a la caída de la organización que se disolvió en 1998, año en el que su líder, Pol Pot, murió en la selva, prisionero de sus propios correligionarios.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código