Rebeldes piden diálogo y Kiev detiene financiación

Los insurgentes que buscan la independencia en el este de Ucrania expresaron ayer su oposición al plan del gobierno para derogar la ley que otorga un “estatus especial” a Donetsk y Lugansk.

Después de la decisión unilateral de Kiev de abolir la ley, el protocolo de paz de Minsk firmado el 5 de septiembre quedaría cancelado, dijo la dirigencia insurgente, que también expresó su disposición para nuevas conversaciones con el gobierno.

El martes, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, pidió a los jefes de seguridad y al Parlamento anular la ley, ya que los rebeldes violaron el acuerdo al realizar elecciones locales.

Por otro lado, el primer ministro de Ucrania, Arseny Yatsenyuk, anunció que ya no ofrecerán apoyo financiero a las áreas controladas por los insurgentes. El gobierno calcula que necesita unos $1,510 millones para Donetsk y otros $1,120 millones para Lugansk. Yatsenyuk aclaró que seguirán suministrándoles gas y electricidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código