Reo hondureño se convierte en héroe durante incendio en granja penal

Marco Antonio Bonilla, un reo sin ningún estudio, salvó a alrededor de 250 personas.

Después de 17 años en prisión por asesinar a un hombre que molestaba a su padre, Marco Antonio Bonilla nunca imaginó que pasaría de ser un convicto más al héroe que le salvó la vida a decenas de internos.

Este hombre, que nunca estudió, era el asistente del médico de la granja penal de Comayagua y salvó a decenas de reclusos en la noche fatídica del 14 de febrero en la que un incendio mató a 360 de ellos, que fallecieron incinerados. “Todo lo que sé lo aprendí en la cárcel”, dijo en una entrevista exclusiva con la Associated Press en el patio del penal.

Cuando el fuego ya anunciaba una tragedia que resultó inevitable, Bonilla dormía en el dispensario, que no estaba bajo llave. Tenía la responsabilidad de “atender a los pacientes cuando salen por la noche con una emergencia”. Esa relativa libertad, que lo puso a salvo de las llamas, le permitió salvar a otros. Marco hizo su trabajo. “Estaba acostado cuando escuché que los compañeros gritaban y pedían auxilio”, dijo el enfermero, quien reaccionó inmediatamente.

“Fui adonde el llavero (el guardia con el manojo de llaves) y le dije que auxiliáramos a la gente, que los sacásemos para que no se murieran”. Pero, según él, la reacción del vigilante no fue la que él esperaba. El guardia no le prestó cuidado y se fue. “Como si el del compromiso fuera yo, me tiró las llaves y corrí a abrir las celdas”, dijo y con cierta ironía añadió, “sólo una celda no la pude abrir por el motivo de que ya estaba abierta. Unos muchachos que se salieron por el techo ya la habían abierto con un tubo”.

Durante la entrevista, Marco tiene la vista clavada en el suelo, mide sus palabras. Al fin y al cabo, continúa preso y, al momento de la entrevista, conservaba la esperanza de que los rumores sobre su indulto se hicieran realidad. Cuando se le pregunta a cuántas personas salvó, Marco es discreto.

“No podría decirle. Fueron varios, fueron bastantes”. Sólo ante la insistencia se atreve con una cifra. “Como 250 creo”. Además de relatar con modestia lo que hizo, Marco trata de explicarse el comportamiento de los guardias que huyeron y no cumplieron con su deber diciendo que el miedo se apoderó de ellos en una situación muy confusa.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código