SE COMPLICA EL TABLERO DE AJEDREZ

Santos, a la baja

El escenario no es halagüeño, a menos que el mandatario colombiano atienda las crisis que se le acumulan en materia de seguridad, justicia y salud.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, atraviesa por el momento más crítico de su gobierno a causa del deterioro de la seguridad, los errores cometidos en fallida reforma a la justicia y ante los problemas que se avizoran en el sistema de salud.

A menos de un mes que se cumpla el segundo año del gobierno de Santos, la mitad de su mandato de cuatro, las cosas para el Presidente no marchan en la dirección de sus promesas y de las expectativas creadas en el país. El punto más crítico está relacionado con la seguridad.

Cuando Santos asumió el mandato, lo hizo con las banderas de su antecesor, Álvaro Uribe (2002-2010), en particular el de la lucha contra los grupos guerrilleros y con el prestigio ganado como el ministro de Defensa que le propinó los mayores golpes militares a las Fuerzas Armadas revolucionarias de Colombia (FARC).

Una vez en el poder, Santos continuó con su estela de victorias al abatir al máximo comandante de esa organización, Alfonso Cano, y del jefe militar, Mono Jojoy.

Sin embargo, en los últimos meses el escenario cambió y de una supuesta guerrilla arrinconada y casi acabada, el país retornó a episodios en apariencia superados, aunque sin la misma dimensión de años precedentes. A ello se suman las permanentes críticas de Uribe.

Los hechos más recientes atribuidos a las FARC fueron el atentado en Bogotá con coche-bomba a Fernando Londoño, exministro de Interior del gobierno de Uribe, a mediados de mayo, y el recrudecimiento del orden público en el departamento del Cauca, sur del país, por citar dos ejemplos.

En Corinto, una población de ese departamento agobiada por la confrontación, los indígenas decidieron esta semana acabar con las trincheras militares y expulsar a los guerrilleros para reclamar por un poco de paz. Ante ello, Santos convocó a su gobierno en pleno en Corinto y aunque los militares dijeron tener todo controlado, la prensa fue testigo de retenes de las FARC, la detonación de explosivos y hasta la caída de un avión de combate que el gobierno niega fue derribado, como lo asegura el grupo guerrillero.

Antes de llegar a este escenario de conflicto, el gobierno de Santos tuvo que lidiar con otro asunto que también lo minó: la fallida reforma a la justicia, pues a cambio de una enmienda constitucional para descongestionar tribunales, se creó un cerco jurídico que hacía imposible juzgar a los congresistas, lo que desató una indignación social sin precedentes. Fue tal el descalabro político que la imagen de Santos cayó, de acuerdo a dos encuestas: en la primera se descolgó 16 puntos porcentuales (de 64% a 48%) y en la segunda en 10 (de 65.46% a 55.44%).

El escenario a futuro para el jefe de Estado no es el mejor, pues el país está a las puertas de un colapso del sistema de salud. Y para rescatarlo se requiere invertir unos $ 2 mil millones,

Si Santos no actúa pronto, la crisis en ese sector podría ser superior que el tema de la seguridad o los asuntos políticos y entonces sus posibilidades de reelegirse se complicarían.

Para el analista político Héctor Riveros, la situación que atraviesa el gobierno de Santos puede abrirle la posibilidad a “un discurso político alternativo”, que requiere de un líder, y que eventualmente cambiaría el panorama político para las próximas elecciones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código