LLAMADO A LA ACCIÓN

Tráfico de fauna en peligro toma nivel alarmante

La situación es comparable con el tráfico mundial de drogas y de armas, sostiene el Programa de Medio Ambiente de la ONU.

La caza de especies animales amenazadas y la destrucción de los bosques tropicales están tomando dimensiones alarmantes, advirtieron ayer domingo los expertos en la reunión en Bangkok [Tailandia] de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites).

“La dimensión ha llegado a proporciones de crisis y es comparable con el tráfico mundial de drogas y de armas”, dijo Achim Steiner, director del Programa de Medio Ambiente de la ONU.

“Actuar contra el comercio ilegal es una cuestión de urgencia mundial”, subrayó John Scanlon, jefe del secretariado de la Cites, con sede en Washington.

Se ve especialmente afectado el rinoceronte, cuyo cuerno es considerado en Vietnam y China como un remedio casi milagroso. Y los elefantes. “En muchas partes de África se mata cada año a entre 11% y 12% de la población para obtener marfil”, explicó Steiner.

Los responsables son a menudo ejércitos rebeldes o bandas internacionales con métodos de alta tecnología, como aparatos informáticos para falsificar licencias.

“Esto puede amenazar la estabilidad y la economía del país”, según Scanlon. Hasta 90% de la deforestación de las selvas está en manos de grupos criminales organizados, destacó Steiner.

Los 178 países firmantes de la Cites, que cumple 40 años, analizan hasta el 14 de marzo qué plantas y animales tienen que ser mejor protegidas y en qué casos es posible flexibilizar las restricciones al comercio. Hay unas 35 mil especies cuyo comercio está actualmente limitado y en 3% de ellas la prohibición es total, como los tigres, rinocerontes y algunos tipos de orquídeas.

El principal problema es la resistencia de muchos países a las limitaciones, porque el comercio con especies silvestres es lucrativo. Varios países, como Brasil, Alemania y Estados Unidos, apoyan un mayor control al comercio con especies de tiburón y de mantarrayas. Los tiburones no solamente se consumen en Asia por sus aletas. “Nosotros, en el hemisferio norte, nos los hemos comido todos, literalmente”, denunció la especialista Sarah Fowler.

En el Mediterráneo ya sólo queda 1% de los tiburones cailón que había en las década de 1950 y 1960, y en el Atlántico norte 6%.

Por su parte, Estados Unidos quiere poner a los osos polares en la lista de especies con las que no se puede comerciar, para que no puedan ser cazados como trofeos o por sus pieles. Pero la organización ecologista WWF cree que no es más que un pedido hipócrita. “La principal amenaza para ellos es el cambio climático, y ese problema no lo están abordando los estadounidenses”, aclaró Volker Homes, de WWF Alemania.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código