TRAS 12 AÑOS DE CAUTIVERIO

Últimos uniformados, libres

El CICR indicó que la entrega se realizó en un sector limítrofe entre los departamentos de Meta y Guaviare (sur).

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202Nrzjfw.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202Nrzjfw.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202Nrzjfw.jpg

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entregó ayer a los 10 últimos militares y policías que tenía secuestrados a una misión humanitaria integrada por la exsenadora Piedad Córdoba, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y el Ejército brasileño.

Inicialmente, se había indicado que ayer serían liberados algunos de los rehenes y los restantes el próximo miércoles, pero a última hora el grupo guerrillero decidió liberarlos a todos.

El CICR indicó que la entrega se realizó en un sector limítrofe entre los departamentos de Meta y Guaviare (sur).

“Manifestamos nuestra gran alegría por el éxito de esta operación que permitió en un solo día la reunión de 10 familias que estuvieron esperando por tantos años”, dijo Jordi Raich, jefe de la delegación del CICR en Colombia.

“Hoy se acaba la agonía para estas familias y eso nos llena de gran satisfacción”, agregó. Sonrientes y con los rostros marcados por la emoción, los liberados llegaron en un helicóptero del Ejército de Brasil al aeropuerto Vanguardia de Villavicencio (centro), la capital de Meta, en una breve escala antes de partir a Bogotá.

Los exrehenes llegaron luciendo uniformes nuevos, aunque uno de ellos estaba de civil. Otro dio saltos con la bandera colombiana en las manos.

Todos fueron recibidos en la pista por doctoras que los condujeron a un salón del aeropuerto para un nuevo examen médico, pues una primera evaluación fue hecha por un galeno del CICR que estaba en el helicóptero.

Los uniformados liberados son los policías Carlos Duarte, César Lasso, Jorge Trujillo, Jorge Romero, José Forero y Wilson Rojas, y los militares Luis Beltrán, Luis Arcia, Robinson Salcedo y Luis Moreno, secuestrados en ataques realizados por las FARC entre 1998 y 1999.

La misión humanitaria estuvo conformada por dos miembros del colectivo Colombianos por la Paz, dos delegados del CICR y seis militares brasileños.

Así como en anteriores procesos de entrega, el Gobierno de Brasil aportó dos helicópteros militares del tipo Cougar para ir en busca de los secuestrados de las FARC.

Una de las aeronaves partió desde el aeropuerto de Villavicencio, mientras que la otra quedó en tierra.

La cabeza visible de la misión humanitaria, la exsenadora Córdoba, se comunicó desde algún lugar de la selva con el CICR en Villavicencio para dar la noticia de la liberación.

Colombianos por la Paz, colectivo al que pertenece Córdoba, invitó para la ocasión a integrantes del grupo Mujeres del Mundo por la Paz, con el objetivo de reunirse con los liberados y tramitar ante el Gobierno un permiso para visitar a guerrilleros que están presos.

El colectivo tenía previsto que la premio Nobel de Paz guatemalteca Rigoberta Menchú formara parte de la misión humanitaria, pero el Gobierno se opuso a que personalidades extranjeras participaran en el rescate, con el argumento de que eso se convertiría en “un show mediático”.

Menchú y otras integrantes de Mujeres del Mundo por la Paz, como la mexicana Margarita Zapata, nieta del líder revolucionario Emiliano Zapata; la exprimera dama de Honduras Xiomara Castro y la brasileña Socorro Gomes, estaban en el aeropuerto de Villavicencio en espera de los liberados.

Un gobernador, un exministro de Defensa, 11 diputados y 14 militares y policías han muerto desde 2003 hasta la fecha siendo rehenes de las FARC, que a pesar de la liberación de los uniformados ayer, se cree pueden tener cautivos todavía a más de 400 civiles.

Otros 27 rehenes no tuvieron la suerte de regresar a la libertad como estos 10, pues perdieron la vida, en la mayoría de los casos ejecutados, y de estos casi todos en represalia por reales o supuestas operaciones de rescate de las fuerzas de seguridad.

“Si los señores de las FARC hubieran asumido posturas más humanas y consideradas habrían podido evitar la muerte de esos secuestrados”, dijo en unas declaraciones a EFE la congresista Consuelo González, antigua rehén del grupo guerrillero. La legisladora tuvo la suerte de ser liberada por decisión unilateral de la guerrilla en 2008.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código