Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

SE TRATA DEL MÁS PROFUNDO IMPACTO QUE UNA ESPECIE JAMÁS HAYA PROVOCADO SOBRE LA TIERRA

Vaticinan VI gran extinción

La alarma fue lanzada en la revista ´Science´ por un grupo de investigación internacional coordinado por Jim Estes, de la Universidad de California, en Santa Cruz.

La alarma fue lanzada en la revista Science por un grupo de investigación internacional coordinado por Jim Estes, de la Universidad de California, en Santa Cruz.

Según Estes, se trata del más profundo impacto que el hombre jamás haya provocado sobre la Tierra.

El estudio analizó los datos más recientes y reveló que los efectos de la declinación de los predadores son catastróficos y en cascada sobre todos los ecosistemas. Por ello, aumentan las especies invasoras, se difunden enfermedades infecciosas, se producen cambios en el suelo, en la calidad del agua, en la vegetación y la atmósfera, con la disminución de la captura de anhídrido carbónico.

De acuerdo con el estudio, la caza y la fragmentación de los distintos hábitats son responsables también de la declinación de los predadores. Las pérdidas son dramáticas también en las poblaciones de los grandes herbívoros como elefantes y bisontes.

La declinación de estos animales que se hallan en la cima de la cadena alimentaria, indican los investigadores, “es mayor de cuanto se consideraba hasta ahora” y desencadenó en los ecosistemas una cadena de efectos que se transfieren a los niveles más bajos de la cadena alimentaria, destruyendo otras especies.

Los investigadores citaron varios ejemplos de este efecto cascada. La eliminación de los lobos del parque nacional Yellowstone, llevó al crecimiento incontrolable de los alces, que en parte destruyeron álamos y sauces salvados solo por la reintroducción de estos lobos. En algunos sectores de África la reducción de los leones y leopardos permitió a los monos babuinos proliferar sin control, aumentando el contacto con humanos y causando altas tasas de enfermedades por parásitos intestinales.

En zonas de los océanos, en cambio, la declinación de los tiburones causó la explosión de un tipo de escualo que está haciendo colapsar a los crustáceos.

“El estudio indica que para sanar los ecosistemas –observó Estes– se deben reintroducir a larga escala los grandes predadores, porque los efectos de su presencia sobre los ecosistemas son fundamentales”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código