CRISIS POLÍTICA EN EGIPTO

Viernes de furia y sangre

El jefe de Estado interino Adli Mansour, nombrado tras el golpe militar, disolvió ayer el Parlamento por decreto.
RESISTENCIA. Multitudes de partidarios de Morsi salieron a protestar ayer, viernes, después del rezo en la plaza de la mezquita Raba El-Adwyia. REUTERS RESISTENCIA. Multitudes de partidarios de Morsi salieron a protestar ayer, viernes, después del rezo en la plaza de la mezquita Raba El-Adwyia. REUTERS
RESISTENCIA. Multitudes de partidarios de Morsi salieron a protestar ayer, viernes, después del rezo en la plaza de la mezquita Raba El-Adwyia. REUTERS

Al menos 12 personas murieron ayer en enfrentamientos entre partidarios y opositores del derrocado Presidente egipcio en la ciudad de Alejandría, sobre la costa mediterránea, dijeron funcionarios médicos, con lo que el saldo de fallecidos en todo el país aumentó a 30, según la agencia AP.

La cifra de muertes varía de acuerdo a la agencia que se consulte.

Amr Salama, funcionario de los servicios de emergencia, dijo que las 12 personas en Alejandría murieron cuando cientos de islamistas acudieron a un mitin de los opositores del depuesto mandatario en la ciudad y abrieron fuego. Agregó que estallaron enfrentamientos y la policía se sumó al bando de los opositores de Morsi.

Mientras caía la noche, miles de manifestantes a favor y en contra de Morsi se reunieron en distintas partes de El Cairo y se registraron enfrentamientos durante la noche, hubo piedras, petardos y armas de fuego. El ejército desplegó vehículos en un puente sobre el río Nilo para contrarrestar a los partidarios de Morsi.

Decenas de miles de manifestantes marcharon en todo el país, en lo que los Hermanos Musulmanes de Mursi denominaron “Viernes de Furia”, para protestar contra su derrocamiento y el gobierno interino.

El primer presidente democráticamente electo en la historia de Egipto fue depuesto el miércoles en una medida que los islamistas denuncian como golpe de Estado, un nuevo giro en dos años tumultuosos en Egipto desde la caída de Hosni Mubarak por los levantamientos de la primavera árabe que arrasaron la región en 2011.

El jefe de Estado interino de Egipto, Adli Mansour, nombrado después de que las fuerzas armadas derrocaron a Morsi, disolvió el Parlamento por decreto, informó la televisión estatal.

En la actualidad, únicamente la Cámara alta del Parlamento, el Consejo de la Shura, permanecía activa después de que la Cámara baja fuera disuelta por autoridades lideradas por los militares poco después de que Morsi fuera electo hace un año.

Simpatizantes de Morsi en El Cairo fueron alcanzados por balas de goma. Fotógrafos de Reuters vieron al menos a una persona muerta y a varios heridos que eran trasladados del lugar.

Los militares negaron ser responsables. Un portavoz de las fuerzas armadas dijo que las tropas abrieron fuego contra manifestantes y soldados usando balas de salva y gases lacrimógenos.

El líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, apareció ayer viernes en El Cairo durante una manifestación de islamistas para pedir a las fuerzas armadas que no disparen contra los ciudadanos.

Badie, que de acuerdo a fuerzas de seguridad había sido arrestado el jueves, afirmó que estaría dispuesto a dialogar con los militares si reinstalan en el cargo a Morsi y agregó que las protestas eran más fuertes que los tanques de los militares.

En un feroz discurso, prometió “completar la revolución” y se refirió a Morsi como el presidente, “Al gran Ejército de Egipto, somos quienes protegen su espalda, y ustedes nos protegen de nuestros enemigos. Sus balas no pueden ser disparadas a los hijos de la nación. Ustedes tienen más honor que eso”, destacó.

SE EXTIENDEN PROTESTAS

Washington hasta ahora ha evitado referirse a la remoción de Morsi como un “golpe militar”, concepto que bajo la ley estadounidense requeriría que el país detuviera sus fondos de asistencia a Egipto por mil 500 millones de dólares al año.

Los opositores de Morsi también se justifican con el argumento de que no se trató de un golpe de Estado sino una intervención para imponer la “voluntad del pueblo”.

Varias decenas de personas murieron en junio en disturbios, durante los cuales grandes multitudes en El Cairo y otras ciudades exigían la renuncia de Morsi, indignados por el estancamiento económico y la percepción de que los Hermanos Musulmanes buscaban acaparar el poder.

Miles de islamistas salieron ayer a las calles de Alejandría y Assiut para unirse a las protestas y expresaron su rechazo al gobierno interino apoyado por liberales.

En Damanhour, capital de la provincia de Beheira en el Delta del Nilo, 21 personas resultaron heridas en los choques entre facciones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código