BRASIL. CLIMA DE INSEGURIDAD

Violencia remece Sao Paulo

La presidenta Dilma Rousseff está enfocada en reforzar la seguridad en Brasil, país sede del Mundial de Fútbol 2014 y de los Juegos Olímpicos 2016.

Brasil es reconocido a nivel mundial por su famoso Carnaval de Río de Janeiro.

El nombre del país también rememora a destacadas figuras del fútbol tales como: Pelé, Zico, Romario, Ronaldo, Ronaldinho, Kaká y Neymar, entre otros, que le han dado, cada uno en su momento, gloria al gigante sudamericano.

Sin embargo, hoy, dos fenómenos sociales parecen empañar la imagen de la nación. Se trata de la violencia y la corrupción, flagelos que azotan mayormente al estado de Sao Paulo, que es también una de las sedes del Mundial de Fútbol 2014.

Pese a poseer el principal centro financiero de Brasil y uno de los mayores del mundo, de acuerdo con la enciclopedia virtual Wikipedia, Sao Paulo atraviesa una seria crisis de seguridad.

Algo que podría ir en detrimento del auge económico en la ciudad del mismo nombre, que algunos ubican como la mejor para realizar negocios en América Latina, mientras que los brasileños la llaman la ciudad que no puede parar.

Paradójicamente, pareciera que la violencia en las calles de Sao Paulo tampoco para.

ASESINATOS

Las cifras de muertes a causa de este flagelo son alarmantes.

Solo en la ciudad de Sao Paulo, el número de asesinatos ascendió a 176 el pasado octubre, un 114% más que los 82 del mismo mes de 2011, de acuerdo con datos publicados por AFP.

Entre las filas policiales, 100 uniformados fueron asesinados este año en el estado brasileño de Sao Paulo (sureste), según informaron a la AFP, fuentes de la seguridad pública local.

“Son 100 homicidios hasta el día de hoy”, dijo este jueves una responsable de prensa de la secretaría de Seguridad Pública del estado a la citada agencia de noticias.

La fuente reveló que cuatro de los agentes fueron asesinados en pleno servicio y otros 75 durante sus días de descanso. Las homicidios están bajo investigación.

“No sabemos aún si fueron asesinados por ser policías, porque se involucraron en algún hecho violento o porque intentaron evitar un crimen por cumplir su papel”, añadió la responsable. La secretaría explicó que los otros ultimados eran policías en retiro.

En total, las muertes violentas en Sao Paulo y la región metropolitana se duplicaron desde octubre pasado, y registraron un promedio de seis asesinatos por día.

La cifra de muertos ascendió a 329 en todo el estado, un 80% mayor al registrado en el mismo mes de 2011.

PCC

Pero el exorbitante número de asesinatos no son algo nuevo en el país.

Las agresiones traen a la memoria de los brasileños el violento mes de mayo de 2006, cuando una ola de homicidios, rebeliones carcelarias y barricadas callejeras atribuidas al Primer Comando de la Capital (PCC) dejó más de 170 muertos, entre ellos 47 policías.

El PCC, una organización delictiva dedicada al narcotráfico y armas, reseña EFE, fue creado en 1993 por presos de la cárcel de Taubaté, cercana a Sao Paulo.

Hoy día opera dentro y fuera de los presidios del estado, ordena asesinatos de policías y es acusado de tráfico de droga y otros crímenes.

PROTESTAS

Debido a la situación, varias voces de protesta se han levantado, pidiendo a las autoridades acciones concretas para detener la ola de violencia.

Una de las manifestaciones más recientes tuvo lugar el pasado 1 de diciembre, cuando manifestantes, vinculados a la ONG Río de Paz, se quejaron por las elevadas tasas de violencia en el país y la falta de inversión pública, que a su juicio, se destina para combatirla, según un despacho de EFE.

La protesta se dio en el marco del sorteo de la Copa de las Confederaciones 2013 de fútbol, en el centro de convenciones Anhembí de Sao Paulo.

Los miembros de la ONG portaban una pancarta en la que se leía “Brasil: medio millón de asesinatos en diez años. Vergüenza”.

Crisis policial

La crisis se agudiza cuando en medio del clima de violencia surge también una red de corrupción a lo interno de las fuerzas policiales.

El pasado 26 de noviembre, la Secretaría de Seguridad de Sao Paulo destituyó de sus cargos a los comandantes de la Policía Civil y la Militarizada, destaca DPA.

Y es que detrás de la escalada de violencia que mantiene a la mayor metrópolis de Sudamérica y su región metropolitana en vilo, con una sucesión de ejecuciones y matanzas colectivas nocturnas, no sólo están implicados grupos del crimen organizado, sino que también se sospecha de grupos de “exterminio” formados por policías.

Una publicación del diario brasileño Extra, vinculado a Folha de Sao Paulo, reveló que el número de “sospechosos” muertos a manos de la policía militarizada en supuestos enfrentamientos en la región metropolitana de Sao Paulo se duplicó entre el 24 de octubre y el 19 de noviembre pasados, llegando a 62 muertos en ese período, lo que supone un promedio de dos muertes por día, de acuerdo con datos del Departamento de Homicidios y Protección a las Personas (DHPP).

El gobernador del estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, prestó recientemente juramento a nuevos jefes de la Policía Militar y Civil, designados para intentar contener la ola de violencia que ha costado la vida a más de 300 personas desde inicios de octubre.

Alckmin y su nuevo secretario de Seguridad Pública, Fernando Grella Vieira, han sostenido reuniones con el coronel Benedito Roberto Meira, el nuevo jefe de la Policía Militar, y con Luiz Mauricio Souza Balzeck, el nuevo jefe de la Policía Civil. Ahora los nuevos jefes policiales tienen el reto de esclarecer los asesinatos de decenas de policías e investigar las acusaciones de que hay policías involucrados en los homicidios de supuestos delincuentes, así como luchar contra la corrupción en sus fuerzas.

ACCIONES

El pasado octubre, la policía arrestó a 107 personas en una operación lanzada en la favela de Paraisópolis, la mayor de Sao Paulo, en un intento por frenar la ola de asesinatos desatada en la capital económica del país, dijeron las autoridades.

La denominada “Operación Saturación” en esta favela, donde habitan unas 80 mil personas, fue ordenada a fines de octubre pasado, en respuesta a la violencia ligada a una guerra no declarada entre la Policía Militar y la pandilla del PCC que opera desde las prisiones.

Corrupción, otro dolor de cabeza

A la ola de violencia que golpea al estado brasileño de Sao Paulo se suma la corrupción, cuyos tentáculos, aparte de las fuerzas policiales, se han extendido también al gobierno local. El pasado noviembre, la entonces jefa de Gabinete de la Presidencia brasileña en Sao Paulo, Rosemary Novoa de Noronha, fue destituida del cargo por su supuesta implicación en una trama corrupta, según EFE. La exfuncionaria ha dicho estar “perpleja” con las acusaciones y negó haber incurrido en prácticas corruptas o tráfico de influencias. Noronha figura entre los 18 acusados por la Policía Federal en la llamada Operación “Porto Seguro”, que tiene como objetivo desmantelar una red que supuestamente implica a varios altos funcionarios del Estado para elaborar informes técnicos fraudulentos y favorecer a empresas privadas en contratos públicos. La operación se lanzó el pasado 23 noviembre y un día más tarde la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, ordenó la destitución o separación del cargo de todos los funcionarios implicados. La exjefa del Gabinete de la Presidencia en Sao Paulo ha sido acusada de tráfico de influencias y corrupción.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código