Hoy: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá

Obama logra ventaja de dos puntos en los sondeos de la última semana

La batalla por la Casa Blanca

En pocas horas se sabrá quién gana la contienda electoral en Estados Unidos, en la que Mitt Romney busca quitarle la Presidencia a Barack Obama.

Faltan dos días para que termine la batalla por la Casa Blanca, una contienda electoral que está siendo tan reñida que los pronósticos varían de una semana a otra.

Las últimas encuestas sitúan al candidato demócrata, el presidente Barack Obama, entre uno o dos puntos por delante del candidato republicano, el exgobernador Mitt Romney. La semana pasada, los sondeos le daban a Romney dos puntos de ventaja.

Además, la página web Real Clear Politics atribuye al presidente Barack Obama, que lucha por su reelección, 201 votos electorales y al candidato republicano, Mitt Romney, 191. Faltarían 146 votos sin definir procedentes de los estados “péndulos” que son Colorado, Florida, Iowa, Michigan, Nevada, New Hampshire, Carolina del Norte, Ohio, Pennsylvania, Virginia y Wisconsin.

En medio de esta lucha están los votantes que deben elegir entre dos visiones de cómo deberían ser las directrices de Estados Unidos para la próxima legislatura. Por un lado, la continuidad de la política de Obama y, por el otro lado, los cambios que plantea el aspirante a presidente Mitt Romney.

La economía

Uno de los factores que analizan los expertos en estos comicios son los índices de desempleo. Históricamente, ningún candidato que optaba por la reelección logró ese objetivo si el paro laboral se encontraba por encima del 8%.

A lo largo de octubre, en Estados Unidos este índice en todo el país se situó en el 7.8%. Además está considerado el más bajo desde que comenzó a gobernar Barack Obama. Este dato, según los analistas, supone una buena noticia para el presidente de cara a reelegirse.

En términos generales con relación a la economía, el candidato republicano ha declarado que puede hacerla crecer. Su plan se basa en la creación de puestos laborales hasta lograr crear millones de empleos.

Para lograr este objetivo, Romney considera que sería necesario rebajar 20% los impuestos de los contribuyentes y, también, reducir los corporativos, que se encuentran entre un 35% y 25%.

Estos recortes y rebajas en los impuestos irían unidos a la eliminación de otros como las ganancias sobre capitales o de interés o dividendos. A esto hay que añadir que Romney también se ha referido a ciertas deducciones que serían eliminadas o suprimidas como las hipotecarias o de caridad, entre otras.

La puesta en marcha de la reducción de impuestos y de deducciones llevaría a un crecimiento económico que sería el causante principal de la creación de empleo.

Por su parte, Barack Obama basa su plan económico en la continuidad de las políticas que ha creado durante los últimos cuatro años. Además, mantendría los recortes en los impuestos que creó el expresidente George W. Bush para las clases bajas o medias, pero que terminarían para las clases altas. Romney también ha coincidido en este punto.

Otros aspectos de la política económica sería fomentar con incentivos que las empresas sigan manteniendo sus fábricas en el país, al mismo tiempo que conceder créditos a aquellas empresas que manufacturan en el extranjero para que creen sus centros de manufacturación en territorio estadounidense.

Barack Obama considera que la economía ha mejorado, pero de una manera muy lenta, y por ello es necesario estimular su crecimiento. Para hacerlo el Presidente planteó que el gasto de defensa -que se ha reducido tras la salida de las tropas de Irak y será menor cuando abandonen Afganistán en 2014- se destine a educación e infraestructura.

Política exterior

Si en el ámbito nacional el primer punto que preocupa al elector es la economía, en el internacional es la amenaza terrorista. Entre los temas importantes están el programa de energía nuclear de Irán, la retirada de las tropas de Afganistán y el apoyo a Israel en caso de un hipotético ataque por parte de Irán.

Con relación a la larga guerra en Afganistán contra los talibanes, el presidente Obama considera que se mantendrá la fecha de finales de 2014 para la retirada de las tropas de Estados Unidos de ese país. Romney coincide con esa decisión pero señala que es importante “reconducir” a Pakistán, ya que tiene “más de 100 cabezas nucleares”.

Otro punto donde están de acuerdo Obama y Romney es que Estados Unidos no mandará tropas ni intervendrá para destituir al presidente sirio, Bashar al Assad, que mantiene una férrea lucha con su pueblo que se ha sublevado contra el régimen que heredó de su padre.

También ambos candidatos darían su apoyo en caso de que Israel sea atacado por Irán, aunque no tienen la misma opinión sobre la política a seguir con el Estado iraní con respecto a su programa de energía nuclear. Mientras Obama considera que las sanciones impuestas al país gobernado por los Ayatollahs ha sido la decisión correcta, el candidato republicano mantiene la opinión que se debió de haber tomado otras decisiones. En este punto, Romney ha declarado que se está “cuatro años más cerca de un Irán nuclear”.

En relación al terrorismo, Romney felicitó a Obama por la operación que terminó con la vida de Osama Bin Laden; sin embargo, considera que la solución al terrorismo internacional debe basarse en una estrategia integral y no en hechos aislados contra individuos. Además, el candidato republicano sostiene que el Gobierno no ha logrado encajar una política acorde con la nueva realidad de Oriente Medio y el norte de África, que ha vivido grandes cambios políticos desde que se inició la revolución árabe.

No habrá cambios con Latinoamérica

El candidato demócrata, el presidente Barack Obama, así como el candidato republicano, Mitt Romney, consideran que las relaciones con los países latinoamericanos deberían estar basadas en dos temas primordiales: el comercio y la seguridad.

Romney es partidario de que las naciones que tengan un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos estén a su vez relacionadas entre sí a través de estos tratados.

También considera que es necesario expandir el comercio entre Estados Unidos y Latinoamérica, y esta expansión estaría sujeta al crecimiento de la economía estadounidense.

Por su parte, Obama también sostiene que el comercio con países de América Latina es importante, así como la lucha contra el narcotráfico. Esta lucha la considera una “responsabilidad compartida”.

Ambos candidatos destacan la importancia comercial que tiene la región y están convencidos de que es necesario mantener la lucha contra el narcotráfico y la violencia que genera a ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y México.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código