Avance: West Valdés, exdirectivo de Financial Pacific, llega al país custodiado por policías. Ver más

EL MISTERIO DE LA TUMBA DEL UARS

Ya cayó, pero ¿dónde?

Los científicos de la NASA creen que todas las partes del obsoleto satélite se hundieron en el Pacífico, y probablemente esquivaron tierra firme.

Es tan grande como un autobús y pesa seis toneladas, pero las autoridades probablemente nunca serán capaces de determinar exactamente dónde cayó a la Tierra un enorme satélite de la NASA que se precipitó el sábado.

Los científicos de la NASA que estudian la basura espacial creen que todas o casi la totalidad de las partes del obsoleto satélite se hundieron en el océano Pacífico, y probablemente esquivaron tierra firme. Pero si sus cálculos están errados por solo unos cinco minutos, las piezas candentes podrían haber caído en partes del noroeste de América del Norte.

No se han reportado heridos o daños en tierra, lo que funcionarios de la NASA consideraron una buena señal de que el satélite cayó en el océano.

Pero esto no necesariamente significa que todas sus partes cayeron al mar. Algunos restos podrían haber caído sobre áreas como Portland (estado de Oregón) o Seattle, en Estados Unidos, o en las inmediaciones de Calgary o Saskatoon, en Canadá, dijo Jonathan McDowell, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian.

“Las piezas se desprenden de esta bola de fuego en llamas, y algunas tienen suficiente impulso para recorrer cientos de kilómetros”, dijo.

El aparato penetró la atmósfera terrestre en algún lugar sobre el océano Pacífico, de acuerdo con la NASA y el Centro de Operaciones Espaciales Conjuntas de la Fuerza Aérea.

La NASA había calculado previamente que el satélite de investigación climática de 20 años de antigüedad caería en una franja de 800 kilómetros de largo que podría incluir tierra.

Funcionarios dijeron que el satélite de 11 metros de largo cayó entre las 03:23 y las 05:09 GMT del sábado.

Antes se habían intensificado en Twitter y otros destinos de internet las conjeturas: numerosas versiones sin confirmar daban cuenta de que restos del Satélite de Investigación de la Atmósfera Superior (UARS, por sus siglas en inglés) se habían precipitado sobre Alberta, Canadá. Incluso se difundió un video.

El portavoz de la NASA Steve Cole dijo que era posible debido a que el último rastro del satélite incluyó Canadá, comenzando al norte de Seattle y describiendo un gran arco hacia el norte y luego al sur. A partir de ahí, las huellas continúan a través del Atlántico Sur hacia África, pero era poco probable que el satélite hubiera llegado tan lejos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Ene 2017

Primer premio

5 1 9 3

ADDD

Serie: 10 Folio: 4

2o premio

3134

3er premio

8274

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código