LATINOAMÉRICA RETROCEDE

La democracia pierde

La lucha contra la corrupción, en general, mejoró gracias al periodismo independiente, pero el ´mal funcionamiento de los controles´ es un problema.

La debilidad institucional y el fin de un boom económico, que no ha reducido las desigualdades sociales, hicieron retroceder este año levemente el desarrollo democrático en América Latina, según un informe difundido ayer martes en Alemania.

Esta es la principal conclusión de la duodécima edición del Índice de Desarrollo Democrático (IDD-Lat), que elaboran la fundación Konrad Adenauer (KAS) y la consultora argentina Polilat, y que destaca que 11 de los 18 países analizados han empeorado su registro.

El documento considera que se ha desaprovechado en términos democráticos “el aumento de la clase media”, “el aumento del ingreso per cápita” y el “descenso de la pobreza” que propiciaron “las excelentes condiciones económicas internacionales para el desarrollo latinoamericano” entre 2003 y 2008.

“Lejos de constituir un bálsamo que aquiete las demandas sociales”, los logros económicos “incrementan tensiones derivadas de la desigualdad de ingresos”, según el informe de la KAS.

El estudio critica que “la región no logra revertir una de sus fallas estructurales: la inequidad en la distribución de la riqueza”.

En este sentido, la KAS recuerda a los “cientos de miles” de brasileños en las calles “reclamando contra la corrupción y los excesos de sus dirigentes” y “la insatisfacción creciente en Argentina, Chile y otros países”.

Además, se concluye que persisten los riesgos tradicionales de la región: “el aumento de la violencia del crimen organizado”, “la debilidad de los mecanismos de control institucionalizados de la democracia” y el “mesianismo político como fenómeno de liderazgo”.

El ranking general del IDD-Lat 2013 sitúa en las primeras posiciones a Uruguay, Costa Rica y Chile, los tres países que han obtenido los mejores resultados en los últimos 10 años, por su “alto desarrollo democrático”.

En el extremo contrario de la tabla coloca a Paraguay, Guatemala y Venezuela, por padecer un “desarrollo democrático mínimo”.

El documento incluye en la categoría de “desarrollo medio” a cinco países: Perú, Argentina, Panamá, México y Brasil. En “bajo desarrollo”: El Salvador, Colombia, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Honduras y República Dominicana. Por categorías, KAS destaca una mejora del promedio regional de lo que denomina la “democracia de los ciudadanos”: el desempeño de las sociedades en relación con las libertades civiles y los derechos políticos.

La “democracia de las instituciones” –su solidez, sus controles recíprocos entre poderes, su transparencia e independencia–, sin embargo, empeora este año con respecto al anterior en 13 de los 18 países analizados.

Este fenómeno es “expresión de la incapacidad de dirigentes y sociedades en la construcción de sistemas institucionales y políticos más fuertes”.

La lucha contra la corrupción, en general, ha mejorado, en parte gracias a la investigación del periodismo independiente, pero el “mal funcionamiento de los controles” democráticos continua siendo un problema.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código