No al desperdicio de comida

En Alemania acaban en la basura 11 millones de toneladas de alimentos al año, 6.7 millones en los hogares particulares.

La última decisión se toma en la cocina: ¿Habrá que tirar ya el pan o el yogur a la basura? Pero antes, en el largo trayecto desde el sembradío, pasando por el fabricante y el comerciante hasta el cliente, son desechadas toneladas de alimentos, ya sea por error, fallos de planificación o polémicas normas de tamaño y forma.

La ministra alemana de Agricultura y Protección al Consumidor, Ilse Aigner, convocó ayer martes a una conferencia para elaborar estrategias sobre cómo reducir el desecho de alimentos.

La agricultura, la industria, el comercio y los consumidores, pero también las organizaciones sociales como las Iglesias podrían contribuir, urgió Aigner. En comedores de empresas y restaurantes se podrían ofrecer porciones más pequeñas y en los negocios se podría rebajar los precios de los alimentos a poco de su fecha de vencimiento, propuso.

Según un estudio encargado por el ministerio, en Alemania acaban en la basura 11 millones de toneladas de alimentos al año, de ellos 6.7 millones en los hogares particulares.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código