DENUNCIAS E INTERROGANTES

El factor Uribe

Álvaro Uribe, celebrado por algunos sectores por el combate a la guerrilla y criticado en materia de derechos humanos, ahora quiere ser senador.

No se había secado la tinta de los periódicos que anunciaban la nueva de que el expresidente colombiano Álvaro Uribe lanzó su candidatura a senador para las elecciones parlamentarias de marzo de 2014 por el movimiento derechista Centro Democrático, cuando empezaron los problemas.

El sindicato de la rama judicial de Colombia denunció este martes que dos magistrados de un tribunal de Medellín fueron amenazados tras pedir al Congreso que investigue al exmandatario –ahora aspirante a senador– por los supuestos vínculos con grupos paramilitares de ultraderecha.

Pero, además de la nueva denuncia en su contra, los analistas recibieron la confirmación tan anticipada de las aspiraciones uribistas con interrogantes sobre sus intenciones (referidas a los proyectos del presidente Juan Manuel Santos), al alcance de su fuero (o fueros) y a su capacidad legal para participar en ciertos temas que el Senado debe atender.

Denuncian amenazas

La denuncia sobre las amenazas a los magistrados fue hecha por Luis Fernando Otálvaro, presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios y Empleados de la Rama Judicial, quien pidió al gobierno que brinde medidas de seguridad a los magistrados María Rincón y Rubén Pinilla.

Los magistrados del Tribunal Superior de Medellín solicitaron hace dos semanas a la Comisión de Acusación del Congreso que investigue si hay méritos para abrir un proceso formal contra Uribe por supuestos nexos con bandas armadas de ultraderecha durante su gestión como gobernador del departamento de Antioquia (1995-1997).

PREGUNTAS

Horas después del lanzamiento de Uribe La Silla Vacía entró a analizar el suceso. El medio, financiado con una generosa beca del Open Society Institute, explicó cómo en el evento de ganar una curul, Uribe combinaría fueros: el de exgobernador, el de expresidente de la República y el de senador activo. El antiguo magistrado de la Corte Constitucional José Gregorio Hernández explicó que las protecciones se aplicarían dependiendo del caso y según la época en la que ocurrieron los hechos.

Pero una pregunta más acuciante es si Uribe realmente tendría suficiente poder para constituirse en una fuerza que obstaculice la gestión de Santos.

Los analistas concluyeron que, como va en una lista cerrada, la clave será si pueden reunir más de tres millones de votos, porque si lo hace se quedaría con unas 20 curules a las que podría sumar 10 senadores uribistas que aspiran a reelección y a los simpatizantes que aún tiene en LaU. Así podría hacer fuerza con un “bloque opositor”.

En ese caso, apuntan los analistas, “eso podría cambiar el panorama histórico en el Congreso, en donde siempre el jefe político ha sido el Presidente de turno y en donde el Gobierno Nacional es el que pone la agenda y los proyectos clave”.

Y, ¿qué significaría ese nuevo “factor” en el Senado para el proceso de paz?

“Dependerá de qué tan rápido sea el gobierno Santos para lograr acuerdos en La Habana y presentar la ley estatutaria que reglamentará el marco jurídico para la paz”, advierte la Silla Vacía.

Sin embargo, ya el propio Santos hace algunas semanas dijo que para diciembre espera tener en el Congreso la ley que traza el marco jurídico para la paz, con lo que abortaría el peligro uribista, porque la norma sería tramitada antes del 20 de julio cuando finaliza su trabajo el actual Congreso. Lo mismo aplica –se advirtió– con el cambio a la ley de participación aún en debate en comisiones conjuntas.

Medidas clave porque son las que permitirían hacer referendos el día de las elecciones legislativas y con el cual se pretende refrendar los acuerdos.

Pero el factor tiempo es clave, pues si hay un atraso y el trámite se intenta surtir con Uribe en funciones de senador las cosas se le pueden enredar a Santos.

Los analistas indicaron que, viendo el lado bueno, la candidatura de Uribe “podría llegar a ser positiva para el proceso de paz debido a que le imprimirá a los diálogos un afán que por ahora no se le ve. Sobre todo del lado de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia)”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código