Unos 80 muertos en ataques con bombas

Más de 3 mil personas han muerto en los últimos meses en Irak, en medio de una creciente ola de violencia.
Vista del lugar donde se produjo un atentado en el barrio de Al Shaab, en el nordeste de Bagdad. EFE/ Ali Abbas. Vista del lugar donde se produjo un atentado en el barrio de Al Shaab, en el nordeste de Bagdad. EFE/ Ali Abbas.
Vista del lugar donde se produjo un atentado en el barrio de Al Shaab, en el nordeste de Bagdad. EFE/ Ali Abbas.

Residentes del área de Bagdad despertaron ayer miércoles bajo un aluvión de bombas sincronizadas que tenían como blanco principalmente zonas chiíes y siete integrantes de una sola familia murieron mientras dormían en lo que parecía ser un ataque sectario en Irak.

Por lo menos 80 personas murieron y muchas más resultaron heridas.

Mientras los ataques a gran escala son cada vez más comunes en el país, funcionarios iraquíes se preparan para más efectos secundarios de la guerra civil siria que se propaga a lo largo de la frontera oeste.

Los ataques de ayer por la mañana representaron los más recientes de una incesante oleada de asesinatos que ha causado la muerte de miles de personas desde abril, marcando la peor serie de incidentes sangrientos desde 2008.

Atentados coordinados con coches bomba han azotado Bagdad repetidamente por varios meses, en ocasiones tan seguidos como dos veces a la semana.

La violencia aumenta los temores de que Irak pudiera regresar al borde de una guerra civil alimentada por diferencias étnicas y sectarias.

Ayer, los insurgentes emplearon vehículos cargados con explosivos, ataques suicidas y otras bombas y se enfocaron en estacionamientos, mercados al aire libre y restaurantes en vecindarios de Bagdad de mayoría chií, de acuerdo con funcionarios.

Una caravana militar también fue atacada en el sur de la capital.

Fuerzas de seguridad cerraron el paso a los sitios de los bombardeos mientras las ambulancias se apresuraban a recoger a los heridos. Los restos retorcidos de vehículos estaban esparcidos por el pavimento mientras personas asignadas a la limpieza de la zona y propietarios de tiendas retiraban los escombros.

En un restaurante afectado por los ataques, el piso estaba manchado de sangre y los platos estaban regados sobre mesas de plástico.

“¿Qué pecado cometió esa gente inocente?”, preguntó Ahmed Jassim, que atestiguó una de las explosiones en el vecindario de Hurriyá, en Bagdad.

El barrio de Kazimiyá, en el norte y donde se ubica un importante santuario chií con domo de oro, fue el más afectado.

Más noticias de Mundo

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código