Netanyahu releva a ministros y pide disolver Knesset

El Parlamento aprobará en lectura preliminar hoy la ley de disolución de la legislatura y el adelanto de las elecciones.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, destituyó a los ministros de Justicia y de Finanzas, Tzipi Livni y Yair Lapid, y los acusó públicamente de la grave crisis de su gobierno y de la necesidad de convocar a elecciones anticipadas a solo dos años de las anteriores.

“Livni es la última que puede acusarme de irresponsabilidad (...) y Lapid ha fracasado en la dirección de la economía”, indicó Netanyahu en una rueda de prensa tras cesar a sus ministros después de varios meses de crisis política.

En un mensaje dirigido a la ciudadanía, con elocuentes eslóganes electorales, agregó que “no puede dirigir más el Gobierno” en las actuales circunstancias y que los retos por delante lo obligan a reestructurar.

“Es difícil hacer todo lo que hay que hacer por el bienestar de los ciudadanos con esta coalición”, adujo al quejarse de que fue necesario formarla “porque el Likud [su partido] no obtuvo suficientes escaños” en las elecciones de febrero de 2013.

Criticó que ambos ministros torpedearon las tres políticas más importantes de su gobierno: luchar contra el programa nuclear de Irán, conseguir que los palestinos reconozcan a Israel como Estado judío y seguir construyendo en las zonas ocupadas de Jerusalén este.

“No toleraré más oposición desde dentro del gobierno (...). Los ciudadanos os merecéis un gobierno nuevo, estable y amplio”, subrayó, para anunciar que pedirá al Parlamento unas “elecciones rápidas” para conseguir “la confianza del pueblo”.

“Para eso se necesita un partido gobernante fuerte”, dijo sobre el complejo sistema electoral, que impide que un partido obtenga una mayoría suficiente como para gobernar de forma estable.

Hoy, el Parlamento (Knesset) aprobará en lectura preliminar la ley de disolución de la legislatura y el adelanto de las elecciones, que puede ser aprobada definitivamente el lunes de la semana siguiente, informó el Canal 10 local.

Según distintos medios locales, las elecciones se celebrarán en marzo de 2015 o, a más tardar, a principios de abril.

Una encuesta del Canal 10 reveló que los israelíes no entienden realmente qué es lo que ha provocado la crisis política y si hay una verdadera necesidad de acudir a unas elecciones que costarán al erario público más de 2 mil millones de shékels (unos $512 millones).

Así lo manifestó el 51% de los encuestados, mientras el 29% se pronunció a favor de acudir a las urnas y el 20% no tenía opinión sobre el tema.

Netanyahu, según el sondeo, volvería a ganar las elecciones por tercera vez consecutiva, pero con apenas 22 escaños, que no le ayudarían a la hora de contar con una coalición estable.

Netanyahu releva a ministros y pide disolver Knesset

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, destituyó a los ministros de Justicia y de Finanzas, Tzipi Livni y Yair Lapid, y los acusó públicamente de la grave crisis de su gobierno y de la necesidad de convocar a elecciones anticipadas a solo dos años de las anteriores.

“Livni es la última que puede acusarme de irresponsabilidad (...) y Lapid ha fracasado en la dirección de la economía”, indicó Netanyahu en una rueda de prensa tras cesar a sus ministros después de varios meses de crisis política.

En un mensaje dirigido a la ciudadanía, con elocuentes eslóganes electorales, agregó que “no puede dirigir más el Gobierno” en las actuales circunstancias y que los retos por delante lo obligan a reestructurar.

“Es difícil hacer todo lo que hay que hacer por el bienestar de los ciudadanos con esta coalición”, adujo al quejarse de que fue necesario formarla “porque el Likud [su partido] no obtuvo suficientes escaños” en las elecciones de febrero de 2013.

Criticó que ambos ministros torpedearon las tres políticas más importantes de su gobierno: luchar contra el programa nuclear de Irán, conseguir que los palestinos reconozcan a Israel como Estado judío y seguir construyendo en las zonas ocupadas de Jerusalén este.

“No toleraré más oposición desde dentro del gobierno (...). Los ciudadanos os merecéis un gobierno nuevo, estable y amplio”, subrayó, para anunciar que pedirá al Parlamento unas “elecciones rápidas” para conseguir “la confianza del pueblo”.

“Para eso se necesita un partido gobernante fuerte”, dijo sobre el complejo sistema electoral, que impide que un partido obtenga una mayoría suficiente como para gobernar de forma estable.

Hoy, el Parlamento (Knesset) aprobará en lectura preliminar la ley de disolución de la legislatura y el adelanto de las elecciones, que puede ser aprobada definitivamente el lunes de la semana siguiente, informó el Canal 10 local.

Según distintos medios locales, las elecciones se celebrarán en marzo de 2015 o, a más tardar, a principios de abril.

Una encuesta del Canal 10 reveló que los israelíes no entienden realmente qué es lo que ha provocado la crisis política y si hay una verdadera necesidad de acudir a unas elecciones que costarán al erario público más de 2 mil millones de shékels (unos $512 millones).

Así lo manifestó el 51% de los encuestados, mientras el 29% se pronunció a favor de acudir a las urnas y el 20% no tenía opinión sobre el tema.

Netanyahu, según el sondeo, volvería a ganar las elecciones por tercera vez consecutiva, pero con apenas 22 escaños, que no le ayudarían a la hora de contar con una coalición estable.

Más noticias de Mundo

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código