daño ecológico IRREVERSIBLE

Abuso en extracción acaba con río Pacora

Los defensores del río denuncian su destrucción, pero las autoridades aseguran que la extracción cumple con las normas ambientales.
Los vecinos de la corriente natural denunciaron que las máquinas, sin control de ninguna autoridad, trabajan día y noche sobre el fondo del cauce LA PRENSA/Gabriel Rodríguez. Los vecinos de la corriente natural denunciaron que las máquinas, sin control de ninguna autoridad, trabajan día y noche sobre el fondo del cauce LA PRENSA/Gabriel Rodríguez.
Los vecinos de la corriente natural denunciaron que las máquinas, sin control de ninguna autoridad, trabajan día y noche sobre el fondo del cauce LA PRENSA/Gabriel Rodríguez.

Diomedes Domínguez, un agricultor de 72 años, ha visto cómo en los dos últimos años el dragado del río Pacora lo está dejando sin tierras para cultivar y sin acceso a su casa.

Con 50 años dedicados a arrancarle a la tierra su valor, sabe por experiencia propia que el mejor horario para atender los cultivos es cuando despunta el alba.

Pero desde hace un año su jornada laboral la marca la marea. Domínguez debe esperar la marea alta para cruzar en un cayuco hasta la finca donde cultiva frutas y verduras. Antes de que el fondo del río fuera un lugar lleno de fango, cruzaba el río a través del camino trazado sobre las piedras que asomaban sobre la corriente.

Sin embargo, no es el único cambio que vino, porque la erosión de la carretera que conduce a su vivienda lo obligó a abrir una trocha por la finca de un vecino.

Como este viejo agricultor, otros 900 residentes de Pacora están afectados por la “destrucción inmisericorde” del caudal, otrora el atractivo turístico de la comunidad y una fuente para extraer la riqueza de la tierra.

BONANZA

Una bonanza que José de la Cruz, un anciano de 89 años, recuerda como si fuera ayer es la brisa que llegaba del río, de la cual ahora disfruta un poco bajo la sombra de una galera techada.

La galera hace unos años atrás fue el punto de exhibición de los productos cultivados por los campesinos de la comunidad.

De la Cruz comenta que los racimos de guineo, plátano, papaya, melón y toda clase de verduras adornaban la galera que ahora luce abandonada.

Mientras, Mario Alvarado, uno de sus vecinos, lamenta el descuido en que se encuentra ese galpón, al igual que el propio corregimiento. “Usted va a Las Garzas y allí encuentra de todo. Hasta una escuela y un centro de salud moderno tienen”, indicó con amargura.

En un intento por describir la realidad del corregimiento aduce que “si las autoridades se descuidan, el lugar desaparecerá”, comentario que le recuerda a una moradora, Rosa Elia Jiménez, pues este local, que con tanto esfuerzo levantaron sus padres, está a punto de desplomarse.

La familia de Jiménez administra el jardín Brisas de Pacora, en el pasado un centro muy concurrido por personas que buscaban un área de solaz y esparcimiento para estar en familia. No obstante, las grietas internas y externas que presenta el local obligaron al Sistema Nacional de Protección Civil a declararlo no apto para su uso público. Un deterioro que para Jiménez solo tiene una explicación: la extracción de materiales del río.

daños

Para los pobladores de Pacora la destrucción del afluente natural para “lucrar” de sus recursos minerales no es nueva, pero sigue siendo un motivo de inquietud que ni sus protestas logran contener.

Su defensora, María Eugenia Gerbaud de Guardia, lleva 23 años luchando para que las palas mecánicas salgan de su cauce sin lograrlo.

Producto de estas luchas, en 2000 la Presidencia de la República promulgó la Resolución Ejecutiva No. 1 por medio de la cual se declara como “área de reserva minera” los cauces de los ríos Chagres, La Villa, Pacora, Santa María y Mamoní, pero 13 años después sigue la extracción de materiales.

“Se están llevando el santo y las limosnas”, grita la conservacionista, en un gesto de desesperación ante el “daño” que sufre el afluente.

Según el director de la Escuela de Geografía de la Universidad de Panamá, Raúl Ramos, es un deterioro que no es mayor porque su cuenca no ha sido desvastada por estar en la montaña.

Efectos visibles

No obstante, apuntó que los efectos de la extracción de minerales son visibles en la corriente media y baja del río, en la desvastación de los suelos productivos, la desaparición del bosque de galería, el ensanche exagerado producto del debilitamiento de las orillas y la destrucción de su lecho, entre otros.

Es un deterioro que solo ven los defensores del río Pacora y Ramos, porque los funcionarios de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) y del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici), los cuales inspeccionan periódicamente los trabajos en el río, aseguran que los extractores están cumpliendo con el plan de manejo ambiental y el estudio de impacto ambiental.

La directora de Protección de Calidad Ambiental de la Anam, Lineth Arcia, informó de que los inspectores de la Anam y del Mici verifican que se cumpla con el objetivo principal del dragado.

Según la funcionaria, lo que se busca es proteger a la comunidad de inundaciones y asegurar que el cauce se mantenga libre de desechos forestales (ramas y troncos) que puedan obstaculizar el flujo de las aguas.

Arcia informó de que la última inspección que los inspectores de la Anam y del Mici practicaron al río fue el pasado 14 de junio.

Solo dos fallas

Durante la inspección, indicó, solo detectaron dos situaciones que se debían corregir: la erosión de los taludes del río y la reparación de los caminos de acceso, los que estaban inhabilitados.

También solicitarán a la empresa que presente las evidencias de que sus trabajadores tienen los equipos de protección que requieren para hacer su labor y que el equipo rodante no refleja fugas de aceite.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Ago 2017

Primer premio

0 2 7 4

DDDC

Serie: 24 Folio: 6

2o premio

4193

3er premio

9820

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código