VIOLENCIA CARCELARIA

Allanan penal de Colón

Los mil 200 detenidos fueron trasladados al nuevo complejo La Gran Joya, en Pacora, recién inaugurado en abril.
Mil 400 uniformados de diversos estamentos de seguridad se tomaron el viejo penal de Nueva Esperanza para poner fin a la violencia entre bandas. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Migdalia Grenald. Mil 400 uniformados de diversos estamentos de seguridad se tomaron el viejo penal de Nueva Esperanza para poner fin a la violencia entre bandas. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Migdalia Grenald.
Mil 400 uniformados de diversos estamentos de seguridad se tomaron el viejo penal de Nueva Esperanza para poner fin a la violencia entre bandas. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Migdalia Grenald.

El traslado de 32 detenidos, decomiso de armas blancas y de fuego, municiones, celulares y otros artículos prohibidos fue el resultado preliminar del operativo “Nueva Esperanza”, desarrollado ayer por estamentos de seguridad y del Ministerio Público en el centro penal Nueva Esperanza, en Arco Iris.

La operación de toma del penal, efectuada por más de mil 400 uniformados, se inició la madrugada de ayer, sin el uso de la fuerza y con la mayor prudencia. No se usaron gases lacrimógenos y se respetaron los derechos humanos de los internos.

La acción se ordenó a raíz de los recientes hechos de violencia, en que detenidos de bandas rivales se enfrentaron con armas de grueso calibre y desde el techo disparaban a discreción.

ACCIÓN penitenciariA

El asalto a la cárcel se hizo desde todos los ángulos y se anunció que la operación se mantendrá hasta que se peine toda el área, sin importar los días que requiera, indicó el director del Sistema Penitenciario, Gabriel Pinzón.

“Vamos a retomar el control de las cárceles del país y este gran operativo se mantendrá los días que sea necesario”, puntualizó.

Preliminarmente se informó del decomiso de 10 armas de fuego y punzocortantes, droga, municiones, granadas, celulares, radios, un piano y otros artículos encontrados en celdas, galerías, baños, escaleras, techos y distintas áreas del penal que mantenían en su poder los detenidos.

Como medida de seguridad, se informó que los internos, que pertenecen a varias bandas, fueron trasladados al nuevo complejo carcelario La Gran Joya, inaugurado en abril pasado en el corregimiento de Pacora.

Requisa general

David Ramos, subdirector de la Policía Penitenciaria, no descartó que las armas sean ingresadas por miembros del instituto policial, de civiles, custodios o administrativos, los que también fueron requisados durante el operativo.

“Hemos procedido con el Ministerio Público y Dirección de Responsabilidad Profesional para que, de darse algún caso, se le investigue ante denuncias de supuesta corrupción”, dijo Ramos.

Destacó que se hará una reingeniería de la seguridad externa del penal, “pues se tomará el control y se evitará el ingreso de armas”.

Durante este operativo, familiares de los detenidos mostraron su descontento y expresaron su preocupación por el traslado de sus parientes a otra cárcel, sin tener mayores informes, así como la suspensión de las visitas y entrega de comida.

Apoyo total

La vigilancia fue extrema a lo largo y ancho del perímetro de este centro penal colonense, al punto de colocarse francotiradores, hacerse sobrevuelos de helicópteros, apoyo de agentes del Grupo de Apoyo al Servicio, Dirección de Investigación Judicial, Dirección de Inteligencia Policial, Servicio Nacional Aeronaval, Sistema Nacional de Protección Civil, Cuerpo Bomberos de Colón y Ministerio Público, los que fueron comandados por el director de la Policía Nacional (PN), Omar Pinzón; el subdirector de la PN asignado al tema carcelario, David Ramos, y el viceministro de Seguridad Pública, Rogelio Donadío.

Los enfrentamientos se dieron el pasado viernes, con saldo de varios heridos. En este penal que alberga a mil 200 privados de libertad, se han registrado cuatro homicidios y operan 14 bandas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código