Azuerenses invaden hábitat del jaguar

Indígenas, ganaderos y campesinos viven dentro de los bosques o en sus márgenes, adentrándose cada vez más en el territorio de esta especie.
El jaguar (Panthera onca) es el felino más grande de América, una especie en extinción que se encuentra en la lista de animales protegidos. LA PRENSA/Archivo. El jaguar (Panthera onca) es el felino más grande de América, una especie en extinción que se encuentra en la lista de animales protegidos. LA PRENSA/Archivo.
El jaguar (Panthera onca) es el felino más grande de América, una especie en extinción que se encuentra en la lista de animales protegidos. LA PRENSA/Archivo.

Con el pasar de los años la situación del jaguar en Panamá es cada vez más delicada, toda vez que los humanos se están adentrando a los territorios donde habita este felino, informó Ricardo Moreno, mastozoólogo de la Sociedad Panameña de Biología.

Un informe levantado a nivel nacional por Moreno indica que debe tenerse en cuenta que los jaguares no son depredadores de los seres humanos, pues de serlo mensualmente se presentarían, por lo menos, dos o tres casos.

“Hay que pensar solamente en cuántas personas viven dentro de los bosques, o en sus cercanías, como es el caso de los indígenas, ganaderos, campesinos y personas que les gusta vivir o tener casas en estas áreas, y no se dan muertes de personas”, reiteró.

En octubre pasado unas cuatro “cámaras trampa” fueron colocadas en la cordillera occidental de Azuero, en la provincia de Herrera, como parte de un proyecto piloto para verificar la cantidad de jaguares que hay en esta zona.

Las cámaras, que tienen un sensor que detecta el calor en movimiento, fueron colocadas en los caminos en los que los moradores han asegurado haber visto a este mamífero.

Provisión

No obstante, reconoció que se debe tener en cuenta que el jaguar tiene la capacidad de depredar animales desde el tamaño de un ñeque hasta un tapir.

Pero, agregó que si se está en un área donde anteriormente quedaba un bosque que ha sido transformado en un potrero para mantener vacas o cerdos, y el dueño cuenta con perros, entonces estos animales se convierten en presa para el jaguar.

Eso, añadió, sucede porque estas personas viven al borde de grandes extensiones de bosques o áreas protegidas.

MEDIDAS

Moreno recomendó que hay varias maneras de disminuir la depredación que el jaguar hace del ganado, señalando que la primera es evitar que los animales más grandes y fuertes se ubiquen en zonas donde se conoce que el jaguar puede llegar fácilmente.

Esas zonas, adujo Moreno, son las que están más cercas del bosque.

Además, deben de tener un corral o área más cerca a la casa principal de la finca, para poder vigilar y estar más pendientes principalmente de las vacas preñadas o de los terneros.

Finalmente, el mastozoólogo manifestó que el jaguar es parte vital de nuestro patrimonio y puede ser una fuente de ingreso, ya que para millones de turistas un bosque sin jaguares es un bosque incompleto.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código