RECORDATORIO

Carlos F. Changmarín: ´El León de Los Leones´

CARLOS FRANCISCO CHANGMARIN

Carlos F. Changmarín nació (1922) cuando la República aún era niña. Oriundo de Los Leones, en Veraguas, su vida acompañó al proceso de maduración de Panamá en momentos cruciales de su historia.

Su compromiso político e intelectual irrumpió con fuerza al mediodía del siglo XX, junto a una pléyade de panameños que forjó esa historia (la Generación de 1947).

Al igual que los grandes escritores de esta generación (Joaquín Beleño, Ramón H. Jurado), su obra oscila entre la vida del “Panamá profundo” y el gran tema de nuestra literatura: la tragedia nacional producida por la presencia colonial del imperialismo yanqui.

Al momento de su muerte, los medios de comunicación el único adjetivo con que atinaban para describirlo era el de “nacionalista”. Adjetivo ambiguo, por cuanto no dice que el “nacionalismo” de Changmarín era de corte antiimperialista.

Por ello sus versos resuenan: “Recuerda el nueve de enero/ patria, cuando tu bandera/ violada fue por la fiera/ aquí, bajo el propio alero./ Ascanio, mártir primero, sobre su tierra natal,/ como flor primaveral/ sajada por la tormenta,/ cayó en la noche violenta.../ ¡QUÉ SE VAYAN DEL CANAL!”.

Fundador del Partido del Pueblo. Comunista en la época del macartismo, que conducía directamente a la cárcel. Él mismo nos contó cómo, luego de un viaje a la China, bajo el régimen de Remón Cantera, fue arrestado por varios años en la Modelo, de donde solo pudo salir “gracias a que mataron a Remón”. De su familia materna heredó su vínculo con el campesinado pobre de Veraguas, al que no solo le cantó, sino que también ayudó a organizarse en las Ligas Campe- sinas. Ese vínculo raizal le permitió ser uno de los primeros, junto a Ramón H. Jurado, en rescatar la figura histórica del general Victoriano Lorenzo al que le dedicó dos obras: El Cholito que llegó a general (1978) y El guerrillero transparente (1982).

La vida ejemplar de Changmarín prueba que ser militante no está reñido con la formación intelectual y la sensibilidad estética. Su legado es tan grande y variado que se le ha llamado “El León de Los Leones”. A la invasión norteamericana de 1989 le dedicó un libro: Noche buena mala (1995). Ganador múltiples veces del Premio Ricardo Miró: Punto ´e llanto (1942); Poemas corporales (1954); Faragual (1957); Cañizo (1961); El guerrillero transparente, en 1981.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código