INSPIRACIÓN PARA LA LUCHA Y CELEBRACIÓN

Danzas rituales captan espíritu y tradición ngäbe

La cultura ngäbe buglé también participa del arte del chamán, el cual, a través de la danza, se comunica con sus ancestros y le pide fuerzas.

Las danzas tradicionales y costumbres del pueblo Ngäbe Buglé, tan arraigadas al diario convivir con los elementos de la naturaleza, son un homenaje a la preservación de especies animales, bosques y ríos que muchas veces están en peligro de extinción.

Son bailes que han pasado de generación en generación, desde tiempos ancestrales, cuando a la luz de la luna llena o de una “guaricha” (lámpara de queroseno) se celebraban los festivales por espacio de tres días, incluyendo las conocidas balserías y otras actividades.

Cuando se realiza una celebración importante, como fue el aniversario de la creación de la comarca Ngäbe Buglé, los danzantes lucen vestidos de múltiples y llamativos colores, acompañados de chaquiras (cuellos de cuentas de colores), plumajes y pinturas naturales, entre otros ornamentos

Mucho significado

Francisco Miranda, cacique local de Nöle Duima, e instructor de danzas tradicionales, explica que el pueblo Ngäbe Buglé siempre ha estado en contacto directo con la naturaleza, los ríos, aves, animales y árboles.

Un ejemplo es el baile del Mono, que habita en las selvas y montañas de la región comarcal; la danza del Conejo, de la Mariposa, el Cortamontes y el heggy son parte del conjunto de danzas que se practican asiduamente.

El baile del Mono consiste en dar dos pasos hacia adelante y dos pasos hacia atrás; los danzantes deben agacharse, simulando ser monos, mientras que el baile del Murciélago, en el que las parejas se toman de las manos y las elevan, cual extremidades de ese mamífero.

Otro tanto es el Corta- montes, danza ligada a la agricultura, que es la base de su economía. Esta se practica más bien cuando el indígena inicia una faena agrícola, explica Miranda.

El baile del Conejo tiene su forma particular, el heggy se practica cuando se celebran chicherías (donde se hacen brindis entre varios pueblos). Es en esa ocasión especial cuando también se baila el Caracol, que consiste en una larga fila de danzantes, que giran en forma del citado molusco.

Inspiración

Miranda explica que en las protestas que los ngäbes buglés efectuaban en diferentes puntos de la vía Interamericana, por el rescate de los ríos y los recursos minerales, desplegaban los bailes tradicionales para convocar a los espíritus de los líderes indígenas que ya les precedieron, con la finalidad de que les transmitieran su fuerza y les acompañaran en esa lucha.

Espíritus guerreros como los de Urracá y Ulikran reviven en sus almas con estos bailes y con el sonido del caracol, expresó el cacique Miranda.

En el caso de los varones, estos visten atuendos con plumajes de pavo real, guacamaya, quetzales y otras aves que se cazan en la comarca, los que son exclusivos para su sexo, mientras que las naguas de múltiples colores son las vestimentas de las mujeres con pinturas naturales en su rostro.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código