ECOSISTEMAS, EN PELIGRO

Devastan manglares para sembrar palma aceitera

En este refugio de vida proliferan los sembradíos y los asentamientos humanos espontáneos, sin que las autoridades tomen cartas en el asunto.
En el margen superior izquierdo se observa una nueva área deforestada, donde se proyecta sembrar palma aceitera y arroz. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Boris Gómez. En el margen superior izquierdo se observa una nueva área deforestada, donde se proyecta sembrar palma aceitera y arroz. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Boris Gómez.
En el margen superior izquierdo se observa una nueva área deforestada, donde se proyecta sembrar palma aceitera y arroz. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Boris Gómez.

La presencia de cultivos de palma aceitera, arroz y asentamientos humanos espontáneos en las zonas de manglares del distrito de David, provincia de Chiriquí, es cada vez más frecuente, situación que mantiene en estado de alerta a los ambientalistas.

La bióloga Liliam Volta informó que mediante un sobrevuelo realizado en helicóptero por la zona sureste de la ciudad de David se percataron de la devastación a la que están expuestos los manglares.

“Esta situación nos fue transmitida por funcionarios del Municipio de David, quienes están preocupados por la situación en las zonas costeras”, reconoció la ambientalista.

Agregó que igualmente en el territorio poblado de manglares se pueden observar villas precaristas que se han creado durante estos últimos años.

Cristopher González, director regional encargado de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), declaró que haría una inspección, pues en esta entidad desconocían este tipo de devastación.

DAÑINO

Volta señaló que el cultivo de palma aceitera es muy dañino para el suelo y que de ser erradicado los manglares demorarán mucho en recuperarse.

Además, la presencia de arrozales demuestra que hay pesticidas muy cerca de estos lugares, donde se genera la vida de una gran cantidad de especies.

Otro de los perjuicios en la zona, según Volta, es que se continúa extrayendo cáscara de mangle, rica en tanino, material que utilizan las procesadoras de cuero.

“Tenemos reportes de que en la región de Azuero la devastación de los manglares ha sido tal, que ahora la mayoría de la materia prima se está llevando desde la provincia de Chiriquí”, afirmó.

Demetrio Miranda, ambientalista, confirmó que la proliferación de esta palma es totalmente negativa para estos ecosistemas.

“Los manglares son refugio para muchas especies de vida y la palma aceitera es más adecuada para las zonas que fueron utilizadas en monocultivo de banano, en suelos ya degradados”, acotó.

VIEJA DATA

Osvaldo Grenald, dirigente del sector pesquero, manifestó que en 2006 los principales enemigos de los manglares no eran los taladores que extraen la cáscara, sino los terratenientes interesados en aumentar sus zonas de siembra, pastoreo, área de playas o de casas y han rellenado miles de hectáreas sin que nadie los castigue.

En ese año, un estudio que la Anam recibió de parte de la Agencia Española de Cooperación Internacional indicaba que de las 46 mil 480 hectáreas de manglares que existían en 1990 en el golfo de Chiriquí, 7 mil 748 habían desaparecido, es decir un 17%.

Las administraciones gubernamentales han pasado y el ataque a estos refugios de vida continúa, aseveró.

Cuenca hídrica, amenazada

La mala disposición de los desechos por parte de residentes y empresas ubicadas a orillas de las fuentes de agua cercanas a la cuenca del Canal de Panamá amenazan con contaminar esta reserva hídrica. “Hemos observado que cuando las personas van a desechar cualquier artículo lo lanzan a los ríos o las quebradas, y lo mismo hacen las empresas ubicadas en el lugar, eso sin contar las viviendas que se construyen sin ninguna coordinación y no cuentan con un adecuado sistema sanitario”, señaló Fredeslinda Moreno, presidenta del Consejo Consultivo del Corredor Transístmico de Colón.

Miguel Vergara, del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, manifestó que una de las situaciones más preocupantes que se da en esta área es el manejo inadecuado de las porquerizas y las crías de gallina a nivel comercial, por lo que esta entidad está elaborando regulaciones estrictas sobre la planificación que se debe hacer de estas actividades. La cuenca hidrográfica del Canal tiene una extensión de 35 mil 319 hectáreas, y abarca 42 corregimientos ubicados en siete distritos de Panamá y Colón.

AMADA RACERO

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código