GUARDIANES DEL SER PANAMEÑO

Dinastías alientan folclore

Varias familias azuerenses han sido vitales para mantener la música típica popular en el gusto de los bailadores.

Amenazada por varios ritmos extranjeros, como la bachata dominicana o la cumbia colombiana, la música típica popular panameña se mantiene en el gusto de muchos, gracias al trabajo de varias generaciones que luchan por preservarla.

En las provincias de Los Santos y Herrera, pueblos como La Laja, Las Tablas, Valle de Tonosí, San José, Guararé, Monagrillo, Ocú y Parita, entre otros, han sido por décadas fuentes de poetas, compositores y músicos que a través de sus inspiraciones le han dado identidad a la tierra que los vio nacer.

Los poetas Medina, en La Laja de Las Tablas; los hermanos Rivera, en Macaracas; los Vergara, en San José; los Cárdenas, en Las Tablas; y la dinastía de los Nieto, en Pesé, son solo algunas de las dinastías familiares que impulsan la popular música típica.

PENTAGRAMA

La primera referencia que se tiene de estas dinastías musicales es la de los Córdoba, oriundos de El Paradero, provincia de Los Santos. En ese pueblo, Gertrudis y Sacramento, madre y tío del afamado músico Rogelio Gelo Córdoba, se caracterizaron por el dominio del violín y luego del acordeón.

Por varias décadas, recorrieron los pueblos de Azuero tocando ambos instrumentos, sentando las bases de la música que se escucha hoy día.

Otro ejemplo de estas vetas musicales son los Gutiérrez, de Las Guabas de Los Santos, que se inició con Rosendo Gutiérrez, familiar de los músicos Daniel Dorindo Cárdenas, Marcelino Fanor, y Adonis Cárdenas.

A esta familia se le suma Amable Mabín Moreno, destacado compositor de este género musical.

Igualmente, en la provincia de Herrera, la dinastía más representativa es la de los Nieto, que inicia con Ceferino Nieto, su hermano Marcelino Chalino Nieto, su hermana Estercita y sus hijos Cristian y Ceferino.

En Monagrillo, un folclórico pueblo de la provincia herrerana, está la familia Calderón, que ha aportado guitarristas y bajistas a los conjuntos típicos, además de cantantes como Leticia y Lucy Quintero.

Las salomadoras Peregrina y Leticia Frías, oriundas del Valle de Tonosí, también dieron su talento al desarrollo del llamado “pindín”.

En Parita, provincia de Herrera, la generación de los Navarro preserva este ritmo. Andrés Navarro, el patriarca, es considerado como uno de los mejores timbaleros de todos los tiempos, su hijo Edwin hoy hace lo mismo en el conjunto de Samy y Sandra Sandoval, mientras que su hijo homónimo sobresale en un conjunto típico juvenil.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código