UN ANTEPROYECTO DE LEY PROPONE SANCIONAR A FAMILIARES QUE LOS ABANDONAN

Enfermos mentales y orates deambulan por La Chorrera

Una de las explicaciones de cómo llegan estos enfermos es que emigran desde la capital evitando los operativos alcaldicios.

El número de enfermos mentales que deambula por las calles de La Chorrera se ha incrementado el último año, al punto de que las autoridades sospechan que están siendo traídos de otros puntos del país.

La carencia en todo Panamá oeste de un albergue en el cual recluir a estas personas para dispensarles atención médica complica la situación.

Las salas de reclusión en hospitales, apunta el médico psiquiatra Gonzalo González, son solo para el tratamiento de pacientes de corta estadía y en caso de que su padecimiento se agudice.

Asegura, además, que aun cuando el número de pacientes psiquiátricos en las calles de La Chorrera es preocupante, la primera responsabilidad sobre ellos es de sus familiares.

La posibilidad de construir un centro de atención en esta región, indica el ministro de Desarrollo Social, Guillermo Ferrufino, no ha sido contemplada.

Otra opción podría ser que la Alcaldía de La Chorrera coordine acciones a nivel interinstitucional para crear plazas de trabajo para ayudar a estas personas, las cuales también deben ser capacitadas en alguna tarea.

El manejo de estos seres humanos es difícil. La prueba de ello se observa en la capital, en donde personal del Municipio de Panamá los recoge de calles, callejones, bajo puentes y pasos peatonales, y los asigna a un albergue, el cual casi siempre abandonan.

Para el diputado oficialista Rubén Frías, el anteproyecto de ley que propone sancionar a las familias que abandonan a sus pacientes psiquiátricos y discapacitados podría ser una solución.

Precisa además que el aumento de orates y enfermos mentales en La Chorrera es el resultado de la migración que por sus propios medios éstos realizan, buscando un sitio en donde poder estar.

Otra de las razones para emigrar al sector oeste son los continuos operativos que realizan las autoridades municipales en la capital y el hacinamiento que ya existe en los albergues.

Desde octubre de 2010 a inicios de 2011, precisó Aitza Valdez, del Departamento de Trabajo Social del Municipio de La Chorrera, se trata de implementar un plan de rescate para estas personas.

El último intento por sacar de las calles a los orates, enfermos mentales e indigentes estaba programado para el 18 de noviembre de 2010, pero ello no se realizó.

Valdez explicó que se está en vías de coordinar un nuevo operativo, lo que dependerá del apoyo que brinde la Policía Nacional.

Los datos recopilados durante una encuesta practicada en marzo de 2010 revelaron a unos 13 enfermos mentales ambulantes, entre los que se detectaron personas con serios problemas de alcoholismo. Este año no se ha hecho un nuevo recuento, pero han aparecido nuevos orates.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código