INDUSTRIA MILLONARIA A BAJO COSTO

Fármacos falsificados, una amenaza que crece

Según investigadores internacionales, el negocio de las medicinas falsas ha llegado a lucrar $200 mil millones anuales.

Obtener una pastilla que lo ayude a rendir en su actividad sexual cuesta fuera de las farmacias, $5 dólares, según el sexagenario Serapio Yatis, aunque reconoce que esta carece de receta médica y puede no tener la calidad de la original. Pero, como decía el detective Hunter, de las series de televisión, “funciona para mí” y la consigo a un bajo precio, añade.

Yatis asegura que en ocasiones, este medicamento para la desfunción erectil la obtiene de un conocido en las afueras de Colón, pero explica que en ocasiones, uno que otra persona, se la ofrece en los mercados públicos.

Sin embargo, Yatis desconoce que consumir medicamentos alterados y sin registro médico puede causarle un daños irreparable a su salud y llevarlo a la muerte.

Sus declaraciones contrastatan con las Felipe Guzmán, quien administra una pequeña farmacia en la calle 10 y 11 Central, y que ha visto, cómo la venta, no solo de genéricos de la pastilla azul (Viagra), sino de jarabes, píldoras para la migraña, reducción del azúcar y colesterol han bajado en el negocio.

Sobre la pastilla del amor, como es conocida el Viagra”, indica Guzmán, que en muchos de los casos, adultos mayores al enterarse de que primero deben acudir a un médico, que le examine y le certifique que es apto para consumirla y le expidan la receta respectiva, por vergüenza optan por venir a estos estos mercado clandestino a comprar “baratieri” (bajo precio) el producto, “sin saber que pueden estar comprando su muerte”.

Las rutas

Un oficial del Servicio Nacional de Fronteras, quien pidió reserva de su identidad, dijo que existen actualmente, cientos de trochas a lo largo de la frontera de Colombia con Darién.

Este oficial explicó que hace menos de dos meses, la Policía Nacional (PN) detuvo a cuatro colombianos cargando dos enormes maletas con diversas clases de fármacos, en Puerto Obaldía, limítrofe con Colombia. El oficial estima necesario reforzar la línea fronteriza, dado que existen áreas donde solo 10 unidades patrullan.

Ruta sudamericana

Inicialmente, la mayoría de los medicamentos ilegítimos provenían de China, India y Afganistán, se embarcaban con dirección a Panamá y llegan a la Zona Libre de Colón, donde se descargaban dentro de una bodega, para ser reexportados en nuevo embalaje.

Pero un reporte del periodista brasileño Luján Frank Maraschio, publicado en Suite 101.com, las autoridades brasileñas descubrieron que los fármacos falsos provienen de Bogotá y otras tres importantes ciudades colombianas, los que ingresan vía aérea a Bolivia, luego a Brasil en camiones y desde aquí se distribuyen a otras capitales.

Según el investigador, luego de la venta de drogas y de armas, los grupos delictivos incursionan en este negocio con el apoyo de farmacias que participan de ello y de vendedores ambulantes.

Hasta en Cuba

La pasada semana, la agencia EFE citó un despacho del diario oficial cubano Juventud Rebelde, el cual daba cuenta de que gobierno de la isla había desarticulado un grupo de personas dedicadas al comercio ilegal de medicinas y a su elaboración por métodos artesanales con materias primas falsas y contaminadas.

Habla el Minsa

Karina Torres de Ayala, subdirectora de Farmacia y Drogas, informó que el Ministerio de Salud (Minsa), maneja el tema de los medicamentos ilegales por medio de un comité interinstitucional para la prevención y detección de productos farmacéuticos falsificados.

De Ayala reveló que en nuestro país no se reportan casos de producción y tráfico de medicamentos falsificados como en otros países. Sin embargo, se han registrado casos importantes detectados en farmacias y en operativos.

El comité interinstitucional lo integran el Minsa, Po- licía Nacional, Autoridad Nacional de Aduanas y la Universidad de Panamá.

¿Qué hace Aduanas?

Crisanta Quintero, de la Dirección de Propiedad Intelectual, de la Autoridad Nacional de Aduanas, explicó que mantienen constantes operativos en los puertos, la Zona Libre de Colón y otras áreas donde la mercanía que llega se somete a la revisión del escáner en aeropuertos, puertos, pasos fronterizos y zonas francas, como la Zona Libre de Colón para detectar productos falsificados dentro de contenedores.

“Mientras las grandes empresas farmacéuticas invierten millones de dólares en sus investigaciones, los falsificadores, sin ningún registro sanitario, comercializan estos productos”, puntualizó Quintero.

Se intentó conocer las acciones que al respecto emprende la administración de la ZonaLibre de Colón, pero su gerente, Leopoldo Benedetti, prefirió no responder.

Normas coercitivas

Para Gian Carlo Mascarín, agente de instrucción delegado y asistente de la Fiscalía Superior especializada en Delitos contra la Propiedad Intelectual, este tipo de delitos se contempla la Ley 8 de 1994 y la Ley 35 de 1996, fuera de los convenios internacionales, tanto en la Organización Mundial del Comercio, como del Organismo Mundial de Propiedad Intelectual, los que ha suscrito Panamá.

Bajo la tipificación de estos delitos de falsificación de medicamentos, ellos ofrecen asesoramiento jurídico al Minsa dentro de la comisión intersinstitucional citada.

Incremento de casos

Mascarín reveló que los casos de medicamentos falsificados ha ido creciendo desde 2008, cuando se recibía un promedio de 20 casos por año. Sin embargo, en 2010 se presentaron 30 casos de este tipo, y en 2011 se superó esa cifra.

Puntualizó que han hecho la sugerencia, tanto a la Procuraduría General de la Nación, como al Minsa, de intensificar las medidas coercitivas contra la falsificación de medicamentos.

En los artículos 268 y 269 del nuevo Código Penal se tipifican unos siete comportamientos que acarrean sanciones de 4 a 6 años, lo que aumenta de 6 a 10 años, pero cuando se vé afectada la salud comunitaria podría con- llevar una condena hasta de 20 años para los responsables.

Farmacia digital

Un nuevo ángulo dentro de este lucrativo negocio ha surgido, la farmacia por internet, que según la Organización Mundial de la Salud, el 50% de los productos anunciados son falsos y que este medio virtual ha permitido que los fabricantes ilegales establezcan sus propias redes de distribución.

bajos costos

Para la falsificación de medicamentos no es un requisito contar con grandes edificios ni laboratorios,debido a que estos “fármacos” se procesan en garajes, casas, e incluso, hasta en baños.

El negocio es lucrativo por los bajos costos. Por ejemplo, se invierten $20 y se pueden obtener pingües ganancias.

Además, la mayoría de los países receptores de estos productos fraudulentos carece de legislación actualizada, el delito no está tipificado en la esfera penal, sino como falta administrativa.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código