LUCHA PRO RESCATe dEL TABASARÁ

Indígenas reanudarán acciones el martes 6

En su campamento improvisado, un indígena observa a los agentes de la Policía Nacional que custodian el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Ricardo Iturriaga. En su campamento improvisado, un indígena observa a los agentes de la Policía Nacional que custodian el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Ricardo Iturriaga.
En su campamento improvisado, un indígena observa a los agentes de la Policía Nacional que custodian el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Ricardo Iturriaga.

Una tregua establecieron la noche de este jueves los indígenas de la etnia gnäbe buglé que desde hace varias semanas se hallan apostados en las riberas del río Tabasará, protestando por la construcción del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco.

Los manifestantes, vigilados de cerca por miembros de la Policía Nacional, colocaron una bandera blanca, de tal manera que los uniformados vieran que quieren la paz en esta zona.

Manolo Miranda, coordinador del Movimiento 10 de Abril, manifestó que decidieron pactar la tregua para no perturbar las elecciones que mañana 4 de mayo se celebrarán en todo el país.

No obstante, explicó que estarán vigilantes ante cualquier acción que pretendan asumir las autoridades y la empresa Generadora del Istmo S.A. (Genisa), que construye la obra, cuyo aporte al sistema eléctrico será de 28.56 megavatios de energía, para lo cual tendrá que inundar 258 hectáreas dentro de las que figuran zonas de influencia ngäbe.

Miranda insistió en que, pese a la medida adoptada, permanecerán en el área, y que su lucha será indefinida hasta lograr que el proyecto sea cancelado.

Denunció que el pasado miércoles llegó un grupo adicional de policías del Servicio Nacional de Fronteras a custodiar el lugar.

Educadores

En tanto, educadores del oriente de la provincia de Chiriquí y de la comarca Ngäbe Buglé, que esta semana protagonizaron protestas y cierre de carreteras, también decretaron una tregua aduciendo que no desean empañar la fiesta electoral de mañana, domingo.

María Mendoza, educadora y vocera de los manifestantes, indicó que las protestas y acciones que han realizado tienen como único objetivo lograr un aumento salarial de $300, sin condiciones, al igual que mejorar las escuelas rancho que persisten en la comarca indígena más grande del país.

Mendoza aclaró que las acciones de lucha se reanudarán el próximo martes 6 de mayo, y que para ello se reunirán en la plaza de San Félix, para luego efectuar cierres parciales en la carretera Interamericana.

Promesas

La dirigente magisterial sostuvo que las autoridades educativas les han hecho muchas promesas, como es el arreglo de estas seudo escuelas, situación que hasta la fecha ha quedado en nada.

Destacó que a esta jornada de protestas se ha unido el 90% de los docentes de las escuelas de la región comarcal.

No hay alianza

Así mismo, aclaró que la lucha de los maestros que protestan en el cruce de San Félix y en el puente sobre el río Viguí nada tiene que ver con las protestas de los indígenas en contra de la hidroeléctrica Barro Blanco. “Esta es una lucha de tipo magisterial, cuyos objetivos están muy claros”, afirmó la educadora.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código