ALERTA: El río Juan Díaz se sale de su cauce en el centro comercial Los Pueblos.

basura procede de Arraiján, Capira, san carlos y la chorrera

Jugándose la vida entre desechos y lagartos

Por mes se depositan en este vertedero más de 4 mil toneladas de desechos sólidos, a razón de 140 toneladas diarias.

“En realidad nunca nos fuimos, pues este es nuestro lugar de trabajo y nuestro hogar”. Lo anterior lo asegura Udilio Ruiz, uno de los 80 pepenadores, entre ellos familias con niños, que trabajan reciclando materiales en el relleno sanitario de Playa Chiquita, en La Chorrera.

En las afueras del basurero, una fila de casuchas de madera y zinc son el único refugio ante el inclemente sol, y el centro de acopio de los sacos que en su interior contienen latas, papel, plástico y botellas.

Como algunos viven allí, hay quienes incluso trabajan en horas de la noche, ayudándose con lámparas de mano.

“Trabajar de noche es más fácil, pues así no tenemos que cuidarnos del tractor que sepulta la basura, pero hay que abrigarse bien”, dice otro pepenador que prefiere mantener su nombre en reserva.

JORNADA

Al caer la tarde, los camiones provenientes de las recicladoras llegan al sitio para comprar todo el material recolectado.

La libra de aluminio es pagada a 30 centavos, mientras que por la de papel se paga un real, precios que los pepenadores consideran no tan justo, “pero, qué le vamos a hacer”, dice Ruiz, en tono de desesperanza.

Comenta que debido a las inundaciones que se dieron en el área, en noviembre del año pasado, el número de recolectores de desechos aumentó.

Ellos, añade, fueron atraídos por la gran cantidad de desechos provenientes de los centros comerciales que quedaron anegados, y que fueron depositados en este basurero.

PELIGRO

El vertedero ha sido para Ruiz la fuente de trabajo por más de 15 años.

Con una amplia sonrisa, comenta que cuatro veces al año se introduce en el lago de lixiviados, a donde van a parar todas las aguas residuales del basurero, para retirar las bolsas plásticas que el viento arrastra.

Esta es una faena considerada como peligrosa, toda vez que en ese lago habitan 60 lagartos, pero que a Ruiz parece no importarle, pues por esa jornada cobra $300.

Asegura que los lagartos son sus amigos, ya que él se encarga de alimentarlos, aunque no olvida que semanas atrás tuvo que sacrificar a uno que le devoró a su perro. La carne del lagarto fue su comida por varios días.

PREOCUPACIÓN

El gerente de la Empresa Metropolitana de Aseo , Sergio Díaz, dijo estar preocupado por la presencia de niños en el sitio.

Agregó que este es un problema social que requiere de la intervención de las entidades gubernamentales, a quienes ya se les ha informado de la situación.

La incursión de los pepenadores dentro del relleno sanitario, e incluso de niños con sus padres, es un hecho, pese a que se le ha insistido a los adultos que eviten esta práctica.

Díaz sugirió a las autoridades realizar un trabajo social con estas personas, para determinar el estatus de cada uno.

El cierre de este vertedero está planificado para el año entrante, lo que también es motivo de preocupación para los que allí faenan.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código