Lucha contra un enemigo silencioso

COMPARTIR. Aunque un poco incómodos, la clínica es un alivio para muchos.ESPECIAL PARA LA PRENSA/Eric Montenegro COMPARTIR. Aunque un poco incómodos, la clínica es un alivio para muchos.ESPECIAL PARA LA PRENSA/Eric Montenegro
COMPARTIR. Aunque un poco incómodos, la clínica es un alivio para muchos.ESPECIAL PARA LA PRENSA/Eric Montenegro

El 8 de octubre de 2001, Baudilia Cáceres ingresó a uno de los quirófanos del Hospital Nicolás Alejo Solano para someterse a una cirugía con la cual los médicos intentarían vencer al cáncer intestinal que la aquejaba.

La lucha por la vida continuó con cinco sesiones de quimioterapia por varios meses, las que dejaban una secuela de dolencias que su familia le ayudaba a sobrellevar.

Once años después, Baudilia se cuenta entre las sobrevivientes del cáncer, y aunque aún está bajo vigilancia médica es una de las mujeres que lucha por la construcción de un nuevo edificio para la clínica oncológica en Panamá oeste.

Victoria médica

Para 2001 no existía una clínica que ofreciera quimioterapia en la región, por lo cual todos los pacientes se veían obligados a viajar al Instituto Oncológico Nacional (ION), algo engorroso.

Según Rosa Sánchez, quien sobrevivió al cáncer de tiroides, y quien también lucha por ese proyecto, la primera victoria fue en 2008, cuando se logró el nombramiento de un médico oncólogo y se comenzó a administrar la quimioterapia en un reducido espacio del hospital chorrerano.

En esta clínica, el oncólogo Rafael Barletta, uno de los 12 especialistas con que cuenta el país, divide su consultorio con cuatro sillones, en donde sus pacientes reciben el medicamento, aunque sin ninguna privacidad.

Un triunfo más, asegura, se logró en agosto de 2012, cuando empezó la construcción de la nueva clínica, que debió estar lista en enero.

Retraso en la obra

No obstante, la paralización de la obra, un atraso en la entrega de una partida de $80 mil por parte del Ministerio de Salud, mantiene inquietos a los pacientes de cáncer y a sus familiares.

Para quienes viven en zonas como Altamira, en El Cacao de Capira, la nueva clínica implica evitar la hospitalización cada vez que deben recibir la quimioterapia y abordar un autobús con los consecuentes malestares.

Aunque tendrán que continuar buscando en el ION los medicamentos para el tratamiento, confiesan que están satisfechos.

Aumento del cáncer

Para el oncólogo Rafael Barletta resulta preocupante el aumento de casos de cáncer en Panamá oeste. En el último año se han recibido 20 nuevos pacientes cada mes, aunque aclara que se debe a que muchos optan por quedarse a recibir la quimioterapia en la clínica del Hospital Nicolás A. Solano, por la facilidad que para ellos implica.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código