En directo: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá Ver más

Ngäbes mantienen espera por el presidente Varela

Temas:

La lideresa del Mama Tatda, Clementina Pérez, rechaza el mensaje de la empresa. La lideresa del Mama Tatda, Clementina Pérez, rechaza el mensaje de la empresa.

La lideresa del Mama Tatda, Clementina Pérez, rechaza el mensaje de la empresa.

Un cordón de mujeres abuchea a los conductores que pasan y les gritan improperios por un futuro bloqueo de la vía Interamericana, en Tolé. Un cordón de mujeres abuchea a los conductores que pasan y les gritan improperios por un futuro bloqueo de la vía Interamericana, en Tolé.

Un cordón de mujeres abuchea a los conductores que pasan y les gritan improperios por un futuro bloqueo de la vía Interamericana, en Tolé.

Chito Gallardo, cacique local, y Toribio García, cacique regional de Kodriri, conversan sobre el futuro de la lucha. Chito Gallardo, cacique local, y Toribio García, cacique regional de Kodriri, conversan sobre el futuro de la lucha.

Chito Gallardo, cacique local, y Toribio García, cacique regional de Kodriri, conversan sobre el futuro de la lucha.

Hombres, mujeres y niños se aferran a su culto, en estos momentos cruciales. Hombres, mujeres y niños se aferran a su culto, en estos momentos cruciales.

Hombres, mujeres y niños se aferran a su culto, en estos momentos cruciales.

Jóvenes y adultos oran incansablemente por la cancelación de Barro Blanco. Jóvenes y adultos oran incansablemente por la cancelación de Barro Blanco.

Jóvenes y adultos oran incansablemente por la cancelación de Barro Blanco.

Una improvisada tolda guarece la olla común. Detrás, guineos verdes apaciguarán el hambre. Una improvisada tolda guarece la olla común. Detrás, guineos verdes apaciguarán el hambre.

Una improvisada tolda guarece la olla común. Detrás, guineos verdes apaciguarán el hambre.

Los grupos indígenas ngäbes que acampan en la entrada del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco se quedaron esperando nuevamente la llegada del presidente de la República, Juan Carlos Varela, quien desde la ciudad capital volvió a invocar el diálogo para resolver la disputa por el uso del río Tabasará, en vez de apelar a los cierres de calles.

Según el presidente del Congreso Tradicional Ngäbe, Celio Guerra, el Gobierno acabará por imponer Barro Blanco a las buenas o a las malas en defensa de la inversión extranjera.

Mama Tatda les da fuerza

En su noveno día de lucha por lograr la cancelación del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco, que se erige en el cauce del río Tabasará, en Tolé, Chiriquí, indígenas de la etnia Ngäbe Buglé militantes del Movimiento 10 de Abril, no cristalizaron sus amenazas de cerrar la vía Interamericana, como lo habían advertido.

El grupo, liderado por Silvia Carrera, cacica general de la comarca, y Ricardo Miranda, había anunciado el bloqueo de la vía, pero no lograron movilizar a un contingente de hermanos de etnia para llevar a cabo la acción, aunque no descartaron realizarla en el día de hoy.

Tanto Carrera como Miranda desaparecieron y no pudieron ser localizados para conocer mayores detalles.

En tanto, en la entrada del proyecto, los adeptos al otro grupo, el Movimiento 22 de Septiembre, que dirige Clementina Pérez Jiménez, líder espiritual del culto a Mama Tatda, y el cacique de Kodriri, Toribio García, oraron en el hombro de la vía.

DESCONOCEN A GENISA

En el lugar hubo tensión cuando representantes de Genisa, empresa dueña del proyecto, se presentaron con una nota en que le advertían a los originarios que, según las leyes y la Constitución, incurren en el delito contra la inviolabilidad de domicilio, lugar de trabajo y libre tránsito.

En consecuencia, les solicitaron proceder “de inmediato” a levantar el bloqueo “ilegal” que mantienen en la entrada de la obra.

La nota, que lleva la firma del representante legal de Genisa, Aldo López, no fue firmada por la cacica Pérez Jiménez, quien insistió en que lo que se necesita para dirimir este conflicto es la presencia en el área del presidente Juan Carlos Varela, de quien, aseguró con desazón, “no ha querido darles la cara”.

ROCES CON LATINOS

En horas de la tarde, Gustavo Santamaría, dueño de un rancho ubicado a menos de 50 metros de donde se han apostado los miembros del Movimiento 22 de Septiembre, llegó al área para denunciar ante los medios de comunicación que los indígenas lo amenazaron con quemarle el local, lo que rechazaron estos.

Acto seguido, se inició una discusión en la que los originarios, Santamaría y una dama que lo acompañaba se fueron a las manos, lo que no pasó a mayores gracias a la rápida intervención de la Policía Nacional.

“Amárrenlos, amárren- los”, gritaban los indígenas ante la resistencia de Santamaría y su acompañante.

Luego de este incidente, la tensión se tomó la entrada de Barro Blanco.

QUERELLA

Mientras esto pasaba en Barro Blanco, uno de los líderes del Movimiento 22 de Abril, Toribio García, junto con tres de sus compañeros y de la ambientalista Carmencita Tedman, se dirigieron a la Fiscalía de Tolé, donde García debe reportarse los días 15 y 30 por una medida cautelar impuesta.

Una vez en la Fiscalía, el cacique de Kodriri dijo que fue notificado de una querella que presentó la empresa Genisa en su contra por inviolabilidad de domicilio y lugar de trabajo.

“Toribio no firme nada, pues apenas lo haga empieza a correr el tiempo para ser investigado”, aconsejó Tedman, quien pernocta junto con los jóvenes del Movimiento 22 de Septiembre, en un improvisado campamento.

DIVISIÓN

“La herida es profunda”. Así se refirió Chito Gallardo, cacique local, a la división existente entre ambos movimientos, aunque aseguró que el verdadero congreso es el que reconoce a la cacica Silvia Carrera y no el congreso tradicional que aupan Pérez Jiménez y García.

Afirmó que la división entre ambos es tanto conceptual como religioso, pues aunque ambos creen en la fe de Mama Tatda, “los del M-10 son más radicales”.

Gallardo estuvo en el sitio para tratar de buscar algún acercamiento entre ambas agrupaciones, a quienes dijo que “ya es tiempo de buscar la unión, por el bien de la comarca Ngäbe Buglé”.

MOVIMIENTOS

En la lucha por conseguir la cancelación del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco están visibles dos movimientos, el 10 de Abril y el 22 de Septiembre.

El primero, que desde el 8 de junio se tomó la entrada al proyecto, propugna por el establecimiento del congreso tradicional y por acrecentar la fe en Mama Tatda, mientras que el 22 de Septiembre, cuya sede está en la Casa Ngäbe en Tolé, es partidario del congreso general que eligió a Silvia Carrera.

IMPOSIBLE

Actualmente, ninguno de estos grupos reconoce al otro, ahondando un divisionismo que en esta lucha ha hecho mella a la única aspiración que persigue: que el presidente Varela se presente al área y lleve consigo la cancelación de esta hidroeléctrica que se servirá de las aguas del río Tabasará.

GOBIERNO IMPONDRÁ

Una voz que se ha mantenido discreta en estos momentos es la de Celio Guerra. Ingeniero agrónomo y de tendencia socialista, ingresó al extinto partido Frente Auténtico por la Democracia, en el que participó como precandidato presidencial, en las pasadas elecciones.

Durante las elecciones para escoger al cacique general de la comarca Ngäbe Buglé, Guerra fue superado por Silvia Carrera Concepción, pero en la región Ño Kribo (Bocas del Toro), se le reconoce su liderazgo y es el presidente del Congreso Tradicional Ngäbe Buglé.

Para este dirigente, en el tema Barro Blanco el gobierno del presidente Juan Carlos Varela acabará imponiendo la hidroeléctrica en base al concepto de respeto a la seguridad jurídica y la defensa de la inversión de capitales, pero menos en defensa de los derechos de los pueblos originarios.

Sostiene que Varela conoce muy bien el problema, pero está comprometido con el proyecto y no irá a reunirse con los hermanos ngäbes, a las puertas de Barro Blanco, porque no tiene respuesta que dar. “Llama a un diálogo ya dilatado, muerto y que no tiene razón de ser”.

DESACREDITADOS

Para el ingeniero, es difícil que grupos como el M-10 y la cacica Carrera puedan seguir representando en una negociación al pueblo originario, toda vez que han quedado desacreditados por sus relaciones con el gobierno.

En el caso de Carrera, el haber recibido prebendas como aumento de sueldo, vehículo y el nombramiento de un hijo en el servicio exterior le han quitado legitimidad, al igual que al presidente del Congreso General, Edilberto Sánchez, y otros dirigentes como Chito Gallardo que están emplanillados en el gobierno, afirma Guerra.

Para Guerra, el único movimiento que puede decirse es legítimo, porque no tiene esos cargos en su contra, es el 22 de Septiembre y los congresos tradicionales que se identifican con la iglesia de Mama Tatda.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código