HIDROELÉCTRICA DE BARRO BLANCO

Ngäbes deben salir de proyecto

Numerosas manifestaciones han realizado los ngäbes buglé para oponerse al proyecto hidroeléctrico, que afirman los desplazará de sus tierras. LA PRENSA/Archivo. Numerosas manifestaciones han realizado los ngäbes buglé para oponerse al proyecto hidroeléctrico, que afirman los desplazará de sus tierras. LA PRENSA/Archivo.
Numerosas manifestaciones han realizado los ngäbes buglé para oponerse al proyecto hidroeléctrico, que afirman los desplazará de sus tierras. LA PRENSA/Archivo.

Los indígenas que habitan las áreas cercanas al proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco tienen que salir de la zona, afirmó ayer el ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega.

Sostuvo que los indígenas tienen que llegar a un acuerdo con la empresa Generadora del Istmo (Genisa), encargada de la construcción de esta obra que aportará 28 MW al sistema.

“Tenemos que ser bien claros con la gente, porque Barro Blanco es una concesión que se dio desde el gobierno anterior, y el impacto que tiene esta hidroeléctrica en el desalojo de las personas es mínimo. Hay gente que está exagerando el tema con ganas de exaltar los ánimos en las personas”, acotó el funcionario.

La polémica surge porque hay seis hectáreas de la hidroeléctrica que quedan en tierras anexas a la comarca Ngäbe Buglé. El resto está en la provincia de Chiriquí.

Explicó que desde hace dos años se hizo un acuerdo en donde quedó claro que el proyecto Barro Blanco es necesario para el desarrollo del país, toda vez que se requiere la energía que aportará.

“Nunca se habló de suspenderlo o cancelarlo”, sentenció.

No obstante, un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo reflejó que no se dio un proceso claro de consulta con los ngäbes buglé, que la inundación será mayor a lo planteado por Genisa, y detectó fallas en lo expuesto en el estudio de impacto ambiental para compensar la tala del bosque de galería.

DESALOJO

Aun cuando de por medio existe la Resolución 6103 de abril de 2013, la Autoridad de los Servicios Públicos (Asep) negó que en esta región esté desalojando a los indígenas de sus tierras.

El documento calificó de “interés público y urgente” el citado proyecto hidroeléctrico, y “autoriza” a Genisa a “ingresar a las fincas o predios” para que se continúe la construcción de las obras referentes al proyecto central hidroeléctrico Barro Blanco”. Además, enlistó nueve fincas con anticipos establecidos por la Asep entre mil y 4 mil dólares, “una suma provisional”.

Pero, la Asep advirtió que la resolución no ha ordenado el desalojo de comunidades, sino que ha autorizado a la empresa a ingresar a las fincas afectadas para realizar trabajos que determinarán las afectaciones directas e indirectas a las poblaciones aledañas al río vecino.

A su vez, menciona que el proyecto no perjudicará a 200 indígenas, tal como indicó el dirigente ngäbe Ricardo Miranda, por ser tierras colectivas, sino a siete personas, cinco de ellas ngäbes buglé.

Mientras, los indígenas anunciaron protestas para el día de hoy viernes, en el sector de San Félix.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código