Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

EN OMa Y HATO CHAMÍ COMPRUEBAN QUE sí PUEDE lograrse

Ngäbes luchan para reducir desnutrición

Los 150 mil residentes de la comarca Ngäbe Buglé esperan apoyo y asistencia para enfrentar el hambre y la pobreza.

Mientras que en las zonas más productivas de la provincia de Chiriquí se reducen las áreas de cultivos, los suelos menos fértiles de la comarca Ngäbe Buglé demuestran ser aptos para producir lo necesario para lograr la seguridad alimentaria de sus habitantes.

La extensa comarca Ngäbe Buglé sigue siendo la región más pobre de la República, pero en algunas comunidades de los distritos de Nöle Duima, Ñürum y Kankintú se desarrolla un programa que en pocos años podría revertir la desnutrición y escasez de alimentos.

Orgulloso

Emilio Salinas, uno de los 53 beneficiados del Programa de Huertos Familiares que se desarrolla desde el mes de junio en la comunidad de Hato Chamí, Nöle Duima, dijo sentirse feliz del resultado obtenido.

“Desde niño me he dedicado a la agricultura de subsistencia, pero nunca sospeché que con apoyo técnico la tierra en Tubí (Boca del Monte) podría ser tan productiva”, dijo Salinas, mientras mostraba su parcela sembrada de ajíes, tomates, cilantro, pepino, habichuela, pimentón, poroto y maíz.

Agregó que los resultados obtenidos en tres meses le permitirán mejorar la calidad de vida de su familia, ya que además de alimentarse bien, la venta de los excedentes le permitirá satisfacer otras necesidades.

Capital semilla

Hasta la semana pasada, el Programa de Huertos del Despacho de la Primera Dama de la República había entregado equipos e insumos a 217 familias de la comarca.

Además de los equipos, fertilizantes y semillas, cada productor recibe 100 pollos de engorde y, quizás lo principal, la asistencia técnica continua de agrónomos que permiten el mayor aprovechamiento de los recursos entregados por el Estado.

´¡Sí se puede!´

El agrónomo responsable de asistir y dar seguimiento a los 53 huertos administrados por Nutre Hogar, Romelio Tugrí, indicó que el clima de Oma y Hato Chamí es propicio para la producción hortícola, y aseguró que la tierra en esta región puede ser muy fértil si se le brinda un manejo adecuado.

“Estamos desarrollando mejoramiento de suelos, elaboración de abono orgánico, barreras naturales contra plagas y vientos y otras técnicas que han dado resultados muy favorables”, indicó Tugrí.

Apoyo parroquial

El párroco de San Félix y presidente de la Fundación Nuestra Señora del Camino, Adonay Cortez, indicó que la promoción de la producción de alimentos es el mecanismo más acertado contra el hambre y desnutrición que padece la mayoría de familias ngäbe buglés, pero advirtió que no es suficiente para erradicar la pobreza.

El bienestar y desarrollo de un pueblo requiere de una educación de calidad; de electricidad y agua potable; de vías de comunicación que aún no existen en la mayor parte del territorio comarcal”, declaró Cortez.

Además de administrar 60 huertos familiares iniciados la semana pasada en los corregimientos de Oma y Hato Chamí, la Fundación Nuestra Señora del Camino desarrolla desde hace cuatro años en San Félix una granja integral que sirve de sustento y escuela a familias pobres, en su mayoría de estas etnias.

Carlos Vigil, agrónomo responsable de los 60 huertos de la fundación católica, indicó que aunque el programa de huertos comunitarios, escolares y familiares está destinado a promover la seguridad alimentaria en la comarca, podría convertirse en la principal actividad económica de esta región.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código