La ATENCIÓN A PORTADORES SE REDUCE

Prevalece contagio de VIH-sida en Chiriquí

Pese al avance de la medicina contra este flagelo, la respuesta del Estado puede mermar si los casos se incrementan.
Pese a las jornadas de concienciación que se promueven, la liberalidad en las relaciones sexuales mantiene viva la amenaza. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Teófilo González. Pese a las jornadas de concienciación que se promueven, la liberalidad en las relaciones sexuales mantiene viva la amenaza. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Teófilo González.
Pese a las jornadas de concienciación que se promueven, la liberalidad en las relaciones sexuales mantiene viva la amenaza. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Teófilo González.

Miembros de la Alianza de Atención Integral y Continua contra el VIH advirtieron sobre el avance de la pandemia del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) en Panamá y específicamente en la región occidental del país, donde el número de pacientes y defunciones se mantiene.

A fines del año pasado en las provincias de Bocas del Toro, Chiriquí y en la comarca Ngäbe Bugle se habían registrado 2 mil 200 portadores del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), indicó el presidente de la alianza contra este flagelo, Ritchell A. Arthur.

Arthur reconoció que los avances de la medicina y el carácter gratuito del tratamiento para portadores de VIH y pacientes de sida permiten extender la vida y mejorar la calidad de la misma, pero advirtió sobre el riesgo de que el excesivo incremento de personas infectadas sobrepase la capacidad de respuestas del Estado.

“Desde la transición del gobierno de Ricardo Martinelli al de Juan Carlos Varela, la atención a los portadores de VIH y pacientes de sida ha sido deficiente y persiste el desabastecimiento de algunos medicamentos del tratamiento requerido para mantener las defensas inmunológicas”, expresó.

Destacó que aún cuando se asegure la disponibilidad de la terapia antirretroviral, contraer el VIH representa una tragedia, ya que además de perder gradual y parcialmente la salud, las víctimas deben enfrentar la discriminación y estigmatización de la sociedad, inclusive de su propia familia.

“No es nada fácil tener sida, porque ningún tratamiento devuelve la salud y la calidad de vida anterior”, expresó. En Chiriquí, el año pasado murieron 50 de los 114 portadores del VIH que habían pasado a la fase sida.

El presidente de la Asociación Nueva Vida, Alcides Barrera exhortó a todos los segmentos de la sociedad panameña a luchar para que se implante la educación en salud sexual y reproductiva de manera formal u obligatoria en el sistema educativo.

“El comportamiento epidemiológico del VIH-sida en Panamá revela que la prevención debe establecerse desde la infancia, a través de promoción de valores y de una adecuada orientación sexual”, dijo Barrera.

El segmento poblacional más afectado por la inmunodeficiencia es entre 18 y 22 años de edad, reflejo de un temprano y arriesgado inicio de las relaciones sexuales.

Otra variante desfavorable es que la mayoría contrae esta enfermedad por relaciones con personas del sexo opuesto (heterosexuales).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código