RECORDATORIO

Recordatorio: El primer médico director general de la CSS

JORGE ABADÍA ARIAS
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202QhJovL.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202QhJovL.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202QhJovL.jpg

El pasado 9 de agosto dejó de existir mi primo Jorge. A pesar de la diferencia de edad que nos separaba, 21 años, y los desacuerdos políticos, que eran aún mayores, siempre nos guardamos un gran cariño y respeto.

Mantuvimos siempre la madurez de respetar el pensamiento político de cada uno. Recuerdo que durante la crisis nacional que se originó a raíz de las elecciones dudosas de 1984, él me llamó por causa de un coronel –me reservo el nombre– a quien él tuvo que aclararle que mi posición era política, no de violencia.

Ese día discutimos mucho, en el buen sentido de la palabra. Yo le reclamé por la poca transparencia con la que se había manejado dicho proceso y le advertí que eso nos traería graves consecuencias, tal como ocurrió después, mientras que él defendía las virtudes profesionales del candidato Nicolás Ardito Barletta.

En esa ocasión él expresó algo que sustentó nuestro respeto, ante todo. Me dijo: “Primo, por nuestras venas corre la sangre de nuestros padres y eso siempre debemos tenerlo en cuenta”. Para Jorge, la familia estaba por sobre todas las cosas, y así lo demostró con sus padres, con su esposa Loty, sus hijas, hermanos y toda la familia.

Pero lo que quiero resaltar fue el legado que él dejó, cuando se convirtió en el primer médico director general de la Caja del Seguro Social durante seis años y medio.

Más allá de impulsar la construcción de cinco hospitales y cinco policlínicas a lo largo y ancho del país, resaltó el interés y pasión que le imprimió a su administración en el sector salud de la Caja. Así, cada tres semana visitaba el hospital de Changuinola y me pedía que nos reuniéramos con los médicos, durante la noche, para hablar en un plan más informal.

Tras estos encuentros, cambió varios de sus planes, porque tenía la altura de aceptar cuando no había tomado la mejor decisión. Las reuniones con los médicos fueron una constante en su administración.

De Changuinola y Puerto Armuelles salimos más de 30 profesionales a especializarnos. Jorge impulsó, nacionalmente, la atención de salud en la entidad. En una entrevista que me hicieron, recientemente, me preguntaron quién había sido el mejor director de la CSS, mi respuesta fue: “Jorge Abadía”.

Estoy seguro de que mucho habrán cuestionado mi indicación. Confío en que hoy que se conoce su obra, se habrán dado cuenta de que no fue por parentesco, sino porque los hechos lo sustentan. ¡Hasta luego, primo!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código