SEGURIDAD EN LA CUMBRE

‘Nada fue dejado a la suerte’

Alrededor del centro de convenciones Atlapa se establecieron tres anillos de seguridad formados por agentes de varias instituciones, como el Servicio de Protección Institucional y la Policía Nacional.

Temas:

El plan de seguridad de la Cumbre fue gestado desde hacía siete meses. Eric Estrada, director del SPI y uno de los responsables de la operación, dice que todo el cuerpo de seguridad estaba sincronizado. El plan de seguridad de la Cumbre fue gestado desde hacía siete meses. Eric Estrada, director del SPI y uno de los responsables de la operación, dice que todo el cuerpo de seguridad estaba sincronizado.
El plan de seguridad de la Cumbre fue gestado desde hacía siete meses. Eric Estrada, director del SPI y uno de los responsables de la operación, dice que todo el cuerpo de seguridad estaba sincronizado.

Cuidar a jefes de Estado como Barack Obama, de Estados Unidos; Raúl Castro, de Cuba, y Nicolás Maduro de Venezuela, no era una tarea sencilla.

Cada movimiento de los mandatarios y sus delegaciones durante la VII Cumbre de las Américas debía ser vigilado con detenimiento, por cualquier eventualidad que pudiera representar una amenaza.

De todos es conocido los conflictos de Estados Unidos con algunos países árabes, la molestia de disidentes cubanos contra Castro y las manifestaciones de venezolanos contra Maduro debido a las políticas que ejecutan en sus países.

También están la lucha que mantiene el Gobierno de Colombia, liderado por Juan Manuel Santos, contra la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, y los problemas de los países de Centroamérica con las denominadas maras o pandillas.

Estos temas y otros significaban un “riesgo latente” para varios líderes de Gobierno, de manera que “nada fue dejado a la suerte” en materia de seguridad durante los eventos que rodearon la Cumbre.

Al menos esa es la posición de Eric Estrada, director del Servicio de Protección Institucional (SPI), y uno de los máximos responsables que estuvo detrás de garantizar que los presidentes se sintieran cómodos y tranquilos durante su estadía en Panamá, y hasta que se fuera el último gobernante.

Para tener una idea Mike Eman, primer ministro de Aruba, abandonó el país esta semana, lo que significa que extendió su presencia en el territorio nacional hasta una semana después de que finalizó el evento.

Con la salida de Eman, las autoridades de seguridad dieron por cerrado el capítulo en lo referente a la protección de mandatarios.

Pero este plan de seguridad en el que participaron los principales estamentos de seguridad del país, como la Policía Nacional, el SPI, el Servicio Nacional de Fronteras, Servicio Aeronaval, el Consejo de Seguridad, entre otros, fue gestado desde hace siete meses, poco después de que el presidente de la República, Juan Carlos Varela, se hiciera cargo del Palacio de las Garzas.

Según Estrada hubo una capacitación “sincronizada” de los agentes que participarían de la actividad. Por ejemplo, los que custodiarían a Obama requerían saber inglés o los que protegerían a la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, debían hablar portugués.

Para cuidar a los 35 mandatarios se asignaron más de 200 agentes y todos ellos debieron estudiar la historia de los gobernantes que les correspondía custodiar, así como su cultura, gustos y otros aspectos de relevancia. Su vestimenta también debía ir acorde con el papel que desarrollaban.

Para eso obviamente contaron con el apoyo de los cuerpos de seguridad de cada mandatario, durante reuniones de inteligencia previas al evento internacional.

También había 30 policías preparados por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés) para “negociar” ante cualquier conflicto. Precisamente varios de los que integraron este equipo atendieron a los grupos indígenas que se dirigían al centro de convenciones Atlapa, el día que arrancaba la Cumbre.

“Si algo se quiere resaltar es que nuestros agentes colocaron a Panamá como país referente en organización de eventos mayores y de consolidación de ambientes pacíficos, tranquilos y seguros para naciones que negocian conflictos bilaterales”, agregó Estrada.

El director del SPI reveló que antes de la reunión que sostuvieron Castro y Obama, también se sentaron juntos los cuerpos de seguridad de ambos presidentes.

Sin embargo, hubo momentos en que el equipo de seguridad panameño tuvo que reaccionar de forma rápida e improvisar sin permitirse errores, como en la visita de Obama a las esclusas de Miraflores, que no estaba en la agenda oficial suministrada.

Otra anécdota que cuenta Estrada es que Maduro –cuando visitó El Chorrillo– fue muy espontáneo, por lo que tuvieron que tomar muchas medidas de precaución. Y antes de regresar a Venezuela, cuando se dirigía hacia el aeropuerto, se detuvo en pleno puente de las Américas para apreciar el paisaje. “Se tuvieron que detener más de 30 automóviles que lo custodiaban”, puntualizó.

En medio de todas las actividades también hubo agentes panameños que estuvieron muy cerca de los presidentes más mediáticos y seguidos durante la Cumbre.

El subcomisionado del SPI Faustino Grajales fue el responsable por Panamá de garantizar el anillo de seguridad al que algunos consideran el Presidente más importante del mundo.

Grajales, quien ya tuvo una experiencia parecida durante la visita de Gorge Bush hijo al país en 2005, comenta que Obama saludó hasta a los meseros que se encontraba a su paso. “Es un hombre muy sencillo. Incluso, durante su visita a Miraflores pidió caminar solo sin sus agentes de seguridad”, añadió.

Este miembro del SPI plantea que pese a ser una misión de gran responsabilidad, el solo hecho de “servir al país” les motivó a cumplir todas las demandas de seguridad de Estados Unidos.

Por su parte, el capitán del SPI Rodrigo Ureña fue el encargado de brindar protección al líder cubano. Este agente hace 15 años formó parte del equipo que custodió a Fidel Castro en su periplo por Panamá, y ahora el destino lo acercó al hermano.

Ureña definió a Castro como un “caballero” y atento con los miembros de su cuerpo de seguridad. “Estoy seguro de que cualquier oficial hubiera hecho este trabajo por la coordinación que había. Pero estar cerca de un mandatario como Castro es un gran reto para cualquiera”, añadió el agente.

HOTELES Y ACTORES

Durante su visita al país se utilizaron 14 hoteles para alojar a los 35 mandatarios, y 15 de ellos se alojaron en el hotel RIU, por lo que debía haber fuerte vigilancia en esa zona.

Originalmente eran cuatro los hoteles oficiales que se utilizarían, pero sobre la marcha hubo cambios.

También había especial atención en el hotel Plaza Paitilla Inn, donde se alojaba Castro, y el hotel Westin de Playa Bonita, donde estaba el líder de Estados Unidos.

En varios de esos hoteles había agentes hospedados –algunos disfrazados de empleados de servicio– y en los alrededores los francotiradores estaban alertas antes cualquier señal de alarma.

Para esta Cumbre se asignaron más de 3 mil agentes de todos los estamentos de seguridad, pero Estrada explica que el sábado, principal día del evento, tuvieron que utilizar a 7 mil 500 agentes para garantizar la seguridad de todos.

Tal fue el rol que jugaron los agentes policiales, que el día de la cena de gala en el sitio arqueológico de Panamá Viejo había 70 agentes disfrazados de tercios o soldados españoles de la época colonial, como si fueran parte de la escenografía. Todos ellos pasaron inadvertidos para los presidentes, pero su misión era clara: garantizar una Cumbre segura.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código