ESCUELA MULTIGRADO SE ORGANIZA

El hambre y deserción se fueron de Majara

El esfuerzo de estos educadores y el apoyo de los padres de familia han valido para ser nominados al premio Manuel J. Hurtado
PERTENENCIA. En el huerto comunitario laboran solamente los padres de familia, quienes han tomado conciencia de que una buena alimentación hará rendir a sus hijos en clases. PERTENENCIA. En el huerto comunitario laboran solamente los padres de familia, quienes han tomado conciencia de que una buena alimentación hará rendir a sus hijos en clases.
PERTENENCIA. En el huerto comunitario laboran solamente los padres de familia, quienes han tomado conciencia de que una buena alimentación hará rendir a sus hijos en clases.

Treinta minutos después de subir y bajar lomas, bajo el sol de la mañana la escuela multigrado de Majara, en Capira, es visible para los niños de las comunidades más alejadas que asisten a ella.

En esta pequeña escuela, rodeada de cerros, los maestros combinan la enseñanza de la matemática y ciencias con la nutrición del cuerpo.

Doce años atrás, el bajo rendimiento escolar era el mayor problema para los maestros, quienes también observaban el bajo peso y talla de sus alumnos.

Tras mucho pensar, los docentes comenzaron a fraguar un plan que permitiera resolver la malnutrición e involucrara a sus acudientes.

Con media hectárea de terreno disponible, la solución fue un huerto escolar, el cual, asegura la maestra y directora del plantel, Isabel Medina, ha permitido obtener muchos logros.

Según Medina, galardonada con la medalla Manuel José Hurtado, máxima distinción al educador panameño, el huerto ha demostrado ser además un recurso eficaz para erradicar la deserción escolar.

Con el paso de los años, los padres, agricultores de subsistencia, han aprendido que la prioridad para sus hijos es la educación, como única opción para salir de la pobreza, por lo que evitan llevarlos al campo a trabajar.

La producción del huerto está destinada por entero al comedor escolar. Allí, madres voluntarias se aprestan cada día a encender el fogón de leña para preparar los alimentos de los colegiales.

Para algunos, la alimentación en sus casas se reduce a una sola comida al día.

A diferencia de otras escuelas, este huerto produce todo el año bajo responsabilidad de la comunidad, con el que ha desarrollado un sentido de pertenencia.

Durante el período escolar y de vacaciones, 43 padres se turnan para el trabajo de la huerta, incluyendo alimentar aves de corral.

Además, la semilla de maíz, frijol y otros granos que se utilizan en las parcelas son donadas por las familias de los estudiantes.

Aunque la educación de los niños es el primer objetivo, hay otras tareas asignadas con las que se busca enseñarles el amor por la tierra, el trabajo honrado y la cooperación, aseveró Medina.

La participación de los estudiantes en el huerto solo abarca tareas sencillas como recolectar y llevar una contabilidad de pepinos, tomates o huevos; nada que implique trabajo de riesgo.

Ejemplo de escuela

El esfuerzo de los educadores de este centro multigrado les ha valido para ser nominados en representación de la región educativa de Panamá oeste en el certamen Manuel José Hurtado, categoría ´institución educativa´.

Para madres como Marianela Muñoz, quien colabora en la cocina, el poder contar con alimentos frescos y libre de químicos para los alumnos, ha permitido que la desnutrición sea cosa del pasado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código