40 AÑOS CUMPLIÓ de su creación

El poder popular vive

El diputado Antonío dice que los representantes de hoy han perdido lo de ´poder´ y lo ´popular´ por falta de recursos.

En octubre pasado, el sistema de representación comunitario llamado poder popular cumplió 40 años de creación por el extinto general Omar Torrijos Herrera. Habían pasado cuatro años del derrocamiento del presidente Arnulfo Arias Madrid. Su intención era la de implantar un líder político en cada uno de los 505 corregimientos en que se dividía el territorio nacional, de tal suerte que este mantuviera el control político del gobierno central, conocer las prioridades y aportes al Estado.

Han pasado 40 años y la dictadura militar fue erradicada por la cruenta invasión estadounidense de 1989. Sin embargo, el sistema de la representación de corregimientos se mantiene incólume, siendo utilizado por los gobiernos de turno.

Constituyente

Marco Hughes, representante del corregimiento de El Limón, provincia de Colón, y uno de los constituyentes de 1972, justifica y pondera este sistema, ya que en 30 años de ejercer la representación popular afirma que ella ha sido clave en el desarrollo de las comunidades.

A ello se debe la construcción de escuelas para la niñez, agua potable para las comunidades, la gestión de oportunidades de estudiar para los jóvenes para convertirse en profesionales y muchos otros aportes. Lastimosamente, dijo, en el presente se les ha arrebatado el poder, de lo cual les advirtió Torrijos, cuando dijo que “jugáramos vivo, pues quedaría en manos de la oligarquía”.

mejor creación

Alex Lee, otro concejal colonense, representante de Barrio Sur, y reelecto presidente del Concejo de Colón, considera que el poder popular fue la mejor creación que aportó el gobierno revolucionario, dado que es la primera trinchera a la que tienen acceso los moradores para plantear sus problemas comunitarios y personales.

Sin embargo, cuestionó cómo los legisladores y ahora los diputados, que manejan grandes y millonarias partidas, les han arrebatado su rol, mientras que a los concejales solo les entregan migajas, precisó.

Hughes y Lee llamaron a sus colegas a jugar el papel que Torrijos les dio como representantes y concejales en el distrito, a ejercer su poder en el Consejo Provincial de Coordinación, el cual, a su juicio, no han podido explotar por lo que llamó egoísmo político y administrativo de los que llegan como gobernadores, diputados y directores de entidades.

Obstáculos

Hughes se siente frustrado al considerar que los representantes no han jugado el papel que les corresponde para resolver los problemas que aquejan a sus corregimientos, dado que las respuestas se dejan en manos del gobierno central. Como ejemplo cita el hecho de que las necesidades que tiene la provincia de Colón hoy se ven postergadas porque el Consejo Municipal no maneja el presupuesto en función de las leyes 50 y 51 que los rige.

No obstante, al referirse a la descentralización del Estado, la calificó de positiva en la parte económica, toda vez que “con dinero se hacen muchas cosas”, y ello le daría más autonomía al representante, en vista de que el diputado trata de desplazar al representante, como puede verse con las obras comunitarias: todo para los diputados y muy poco para los representantes, quienes son los que tienen el real contacto con los pobladores.

No hay claridad

Una nueva reforma legal ha tocado fondo en las comunidades. Se trata de la fusión de programas que materializaban obras en los corregimientos. Desaparecieron el Programa de Desarrollo Comunitario, Programa de Inversión Local y el Programa de Desarrollo Social, para ser reemplazados por el Programa Nacional de Desarrollo Local.

Según Hughes, esta fusión no ayuda al representante de corregimiento. “Lo que me preocupa es que solo sea un entretenimiento y se olviden de lo que a cada pueblo le corresponde como parte del fideicomiso del Canal”.

Un competidor

Para el representante Lee, todo indica que los diputados olvidaron sus funciones. Les recordó a estos legisladores que su labor es crear leyes en beneficio de sus electores y no hacer competencia desleal de manejar un recurso que el Gobierno les da para entorpecer el rol y labor de los representantes de corregimientos.

Todo cambió

Para Abelardo Antonío, diputado colonense oficialista, y quien inicialmente fue miembro del poder popular por el corregimiento de Puerto Pilón, en 1978, “ellos (los actuales representantes) han perdido lo del poder y lo popular, dado que hay gente que hace el trabajo y otros no; ya no son popular ni tienen poder”, apuntó con ironía aludiendo a que no ocurre como en su tiempo cuando ellos recorrían todas las comunidades empapándose de los problemas.

Para el veterano político la pérdida de poder y popularidad de estos dirigentes se debe al crecimiento poblacional y a la falta de una partida cónsona con la realidad de sus corregimientos. “Hay que darles recursos para que sigan siendo populares y tengan poder, hay que dotarlos de recursos”, puntualizó

No obstante, rechaza que los diputados quieran usurpar la figura del representante y atribuye el problema a la falta de entendimiento.

Sostiene que a pesar de ser oficialista sigue siendo torrijista, con visión de Omar, de pueblo, de yunta pueblo-gobierno. En ese sentido, critica la falta de coordinación entre una instancia y otra, entre representantes y diputados en los consejos provinciales de coordinación, a los cuales muy pocos asisten para evaluar y darle respuesta a las necesidades de la provincia de Colón.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código