Nöle Düima, COMARCA NGÄBE BUGLÉ

Los salones rancho de Lajero

A los niños de Lajero Arriba les agrada ir a su escuela, participar, cantar y hacer amigos, aunque el ambiente no sea propicio. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Eduardo Espinosa. A los niños de Lajero Arriba les agrada ir a su escuela, participar, cantar y hacer amigos, aunque el ambiente no sea propicio. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Eduardo Espinosa.
A los niños de Lajero Arriba les agrada ir a su escuela, participar, cantar y hacer amigos, aunque el ambiente no sea propicio. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Eduardo Espinosa.

La oscuridad, el polvo y las excretas de murciélagos, lagartijas e insectos que pululan por todos lados es el ambiente que envuelve a los estudiantes en los llamados salones-rancho, plantados en escuelas de la comarca Ngäbe Buglé y en áreas rurales de nuestras provincias.

Un ejemplo de ello son las aulas-rancho de la escuela de Lajero Arriba, en el distrito comarcal de Nöle Düima, que han sido levantadas por los padres de los alumnos.

Construidas con pencas de palma, cañazas, trozos de madera y algunas con hojas de zinc, no cuentan con iluminación alguna, por lo que su interior es oscuro, lo cual afecta progresivamente los niveles visuales de estudiantes y educadores.

Tampoco cuentan con un piso de cemento y cuando el tiempo es caluroso se debe rociar el piso para que el polvo no se levante y les afecte la respiración.

No hay ventanas, por lo que el calor es sofocante. Las puertas siempre quedan abiertas, y por ello entra toda clase de alimañas.

CARENCIAS

“Esta es una de las tantas carencias que enfrentamos para que nuestros hijos tengan acceso a una educación real, como debe darse en toda la república”, comentó Rogelio Sire, padre de una pareja de niños que asisten a este “plantel”.

Elirio Lezcano, uno de los maestros del plantel, sostuvo que las aulas-rancho presentan muchas condiciones negativas para estudiantes y educadores, lo que no propicia un ambiente sano y equilibrado.

ADAPTACIÓN

Recordó que recién graduado de la Normal fue nombrado para laborar en esta “escuela” y empezó a ejercer en un aula de paredes de concreto, pero al año siguiente se le asignó a un aula rancho en la comarca. “De eso ya cumplo cuatro años y la experiencia que he vivido me ha obligado a adaptarme a muchas situaciones”. No es fácil para los niños soportar, desde el primer día de clases, jornadas de seis horas en estas aulas. “Año tras año, observamos cómo la angustia y la incomodidad los afecta, al no saber si se les ubicará en un aula de cemento o un rancho. Cuando se les dice que van a los de pencas, se desaniman totalmente”, afirmó.

Ante esta situación, relató que como docentes dialogan con ellos para que puedan superar estas y otras circunstancias negativas para el desarrollo de su aprendizaje.

Lezcano detalla que estos ranchos no son fumigados, por lo que la situación es difícil de manejar. Es un ambiente malsano para el sistema respiratorio, visual y para todo.

APOSTOLADO

Este educador de 27 años considera que para lograr los fines del proceso de enseñanza-aprendizaje los maestros y los estudiantes deben generar y aplicar una acción de “yunta educativa”.

Para lograrlo, sostiene que las autoridades educativas y el Gobierno deben proveerles de las herramientas necesarias, pues el mañana de esa niñez y juventud deberá desarrollarse “hoy”, de la mano con una buena salud y educación, indicó.

UNA PROMESA

Cecilia Sire, es la directora “encargada” desde hace cinco años de la escuela de Lajero Arriba. Ella está en espera de que se materialicen las promesas de construir 13 aulas de concreto, comedor escolar, local de cocina, baterías de sanitarios, salón de informática y una sala administrativa.

Sire confía en que el Ministerio de Educación cumpla su promesa con el apoyo de los fondos que proveerá el Banco Interamericano de Desarrollo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código