EQUILIBRIO

Abejas africanizadas, ¿matanza o manejo?: Lucas Alfredo Tasón Bonilla

Panamá es la franja más angosta del istmo centroamericano, con dos mares que se unen por un canal de 82.3 km, posee más de 400 ríos y diferentes ecosistemas que le brindan una gran riqueza y protección natural.

Lamentablemente, a pesar de tener una posición económica estratégica, sus ecosistemas son mal manejados.

En el distrito capital se construyen megainfraestructuras, pero con la contaminación y los problemas característicos de los países subdesarrollados. Se destruyen manglares, rellenan humedales y áreas marinas para la construcción de urbanizaciones y sitios de esparcimiento con fuertes cuestionamientos.

La realidad en los sectores agropecuario y de subsistencia no es diferente, también se eliminan poblaciones de la flora y fauna silvestre.

Esta tendencia se proyecta a las generaciones futuras, a la organización de los recursos de la Tierra y su inclusión en ´megaorfanatos´, con la diferencia de que la producción y distribución de los productos de la canasta básica familiar tendrán mayor dificultad y demanda, situación que se patentiza en el subsector apícola, por el colapso o desaparición de las abejas en el mundo, mientras en nuestro país se continúa con su matanza.

El exterminio se realiza incluso en sitios y en árboles a alturas que no representan riesgo para el hombre y los animales domésticos.

Los motivos son el miedo a las abejas o para extraerle sus productos y evitar los riesgos de competencia con las colmenas del productor.

Sucede que subir a un árbol que tenga una colonia silvestre para controlar su población no es práctico por el desajuste del vestido de protección, como también porque los nidos pueden estar en ramas que no soporten el peso del operario.

Esta situación, seguramente se pueda controlar apoyándose con sogas y accesorios que permitan la seguridad de los operarios, lo que permitiría el manejo adecuado de las colonias y sus productos; el control de los derrames innecesarios y la tala de árboles, así como los incidentes por fuego.

Además, se facilitaría la observación de estos insectos y los parámetros agroecológicos que permiten su nidificación a la intemperie, a fin de tener el conocimiento para su establecimiento en sitios estratégicos y a alturas manejables.

También, cabe la posibilidad de que dependiendo de la altura y ubicación de las colonias, su control y manejo pudieran ser un desafío para los que gustan de actividades extremas, como también de la exploración y senderismo. Desafíos estos que habrá que enfrentar por la desaparición de las abejas y las consecuencias que esto conlleva.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

17 Dic 2014

Primer premio

9 7 5 3

AACC

Serie: 7 Folio: 4

2o premio

9089

3er premio

0829