DONACIÓN

¿Acaso manipulan a los obispos?: Jorge Gamboa Arosemena

Concurrimos a la ultradegradación política y moral de la sociedad panameña. Todo se compra, todo se vende. Si gran parte de las actuaciones de los ciudadanos se enmarcan en esta degradación, parece difícil que enderecemos nuestros pasos.

El miércoles de la Semana Santa, pasadas las 5:00 p.m., el Presidente tuiteó una fotografía que me hizo sentir vergüenza ajena. Aparecía él junto al ministro Roberto Henríquez, el obispo José Luis Lacunza y el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, muy sonreídos, portando un cheque pancarta (de esos que se usan para hacer propaganda) por la suma de 1.5 millón de dólares. El mensaje era: “Donación hecha por el Estado a la Iglesia católica”.

En La Estrella on line salió una nota periodística informando de que esos fondos serían para terminar la nueva sede de la Conferencia Episcopal. Busqué esa información en las ediciones on line de otros periódicos, pero no la encontré. Al día siguiente ni La Estrella ni La Prensa ni Panamá América, en sus ediciones impresas, informaron sobre el acontecimiento. Solo el diario Crítica publicó una foto y noticia.

¿Por qué no hubo profusión en su divulgación?, me pregunto. Si el Presidente la puso en las redes sociales e hicieron posar a los obispos con el cheque pancarta, seguro que era para divulgarlo. Conjeturo que se percataron de que el acto era demasiado grotesco e irrespetuoso para los obispos y que, por eso, se frenó su divulgación. Mas el hecho se dio.

Pero lo medular de este caso va más allá de que se publicara esa fotografía; es el nivel de manipulación que ejerce el Gobierno para ganarse un poco de imagen.

Aunque la Iglesia requiera fondos para construir una nueva instalación, por su carácter de “madre y maestra” debe guardar cierta proporción en sus actos públicos para no ser cuestionada. ¿De dónde salieron esos fondos? ¿De qué partida? ¿Estaban en la Ley de presupuesto? ¿Salieron de la partida discrecional de la Presidencia? Se pudiera pensar que esos fondos no tienen una procedencia legal y menos moral. El fin no justifica los medios.

El papa Francisco dijo, claramente, en su mensaje de Domingo de Ramos, que los pastores deben compenetrarse con el pueblo (ese pueblo pobre) y quedar con “olor a ovejas”. Pero cuando posaron y se tomaron esa foto, ¿nuestros obispos salieron con olor a ovejas o más bien con olor a lobos? ¿Cómo sorprendieron a los obispos que, con sonrisas de satisfacción, aceptaron posar?

Espero que esto no haya sido parte de la “campaña de compra” que adelanta el Gobierno, porque si medianamente fue así el futuro se presenta poco esperanzador. Si estas altas figuras se dejan manipular o –dándoles el beneficio de la duda– se dejan sorprender así, ¿qué se puede esperar del ciudadano común? Ese con poca formación, que no entiende de valores morales ni de las leyes que deben regir las donaciones y que, muchas veces, aunque estén contempladas en las leyes, son inmorales. Sobre todo si hay tantas necesidades que ese dinero pudo haber ayudado a resolver para beneficio de las ovejas más pobres de los rebaños de los pastores.

Con esa suma se podría pagar un salario mensual promedio de 325 dólares para 4 mil 500 personas; visto de otra forma, esa es la cantidad aproximada que se ganaría en 83 años un trabajador que perciba un salario mensual de mil dólares. Así de cuantiosa es esa suma.

Vivimos la degradación moral de grandes sectores del pueblo, ya sean bajos, medios o altos estratos sociales. Y eso lo sabe este gobierno y lo usa. Los de abajo se venden por la limosna de un día; los del medio, por la oportunidad de lograr algunas comodidades, y los de arriba, por traficar influencias para hacer negociados.

Para salvar a Panamá solo cabe que los más íntegros, los más ilustrados y los más aptos dejen de permanecer agachados y se levanten para producir un gran acuerdo nacional que nos lleve al bienestar común, reduciendo al mínimo las lacras de este sistema colapsado.

Parece algo difícil, pero con más amplios compromisos éticos que los del pacto ético electoral entre los dirigentes de todos los sectores podremos lograrlo. Tal vez tome más de una generación, pero, si no empezamos pronto, se postergará más esa meta.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código