TOMA DE CONCIENCIA

Acciones ambientales incongruentes: Meliza Anany Tristán Mojica

Son muchos los problemas ambientales que flagelan a nuestra madre tierra, a tal punto que en la actualidad se habla ya de una emergencia planetaria. Ante tal situación, pienso en el recurso agua, sobre todo cuando leo en la página web de la Organización de Naciones Unidas que su secretario general convocó, hace ya un tiempo, a los jefes de Estado a un panel de emergencia para abordar la creciente escasez de agua en el mundo, como parte de la Agenda de Desarrollo para 2030. El sexto “objetivo” de esta se centra en el agua y el saneamiento.

En Panamá, el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) también informa en su página web de las irregularidades encontradas en el uso del agua potable, y de la crisis por el Fenómeno de El Niño. Basta recordar cómo hemos sufrido los ciudadanos, debido a la suspensión de la operación de varias plantas potabilizadoras, y por la baja calidad del agua cruda que se obtiene de los ríos, que a veces presenta alta concentración de hierro, lo que genera una coloración amarilla en el agua tratada. Situación grave que nos debe llevar a la adopción de acciones pertinentes, como individuos y a nivel institucional.

Sin embargo, hay incongruencias entre la realidad y las acciones que desarrollan algunas entidades públicas. Recordemos cuando, en la página web del Ministerio de Ambiente, encargado de regular el uso de las fuentes de agua cruda y subterráneas del país, se establecieron medidas para disponer de dichas fuentes durante las pasadas fiestas del Carnaval, y la única variable para la selección de los ríos de donde se extraería era “tener suficiente caudal”, lo que permitió que sus aguas se utilizaran para abastecer a los carros cisternas (Resolución DM-0020-2016, de 26 de enero de 2016, del Ministerio de Ambiente).

No obstante, hace pocos días escuchaba en los telediarios que el Idaan y el Ministerio de Ambiente advertían que la protección de las fuentes de agua es una responsabilidad de todos los panameños, y que las acciones del Idaan continuarán, basadas en el Decreto Ejecutivo 436, del 9 de abril de 2010, que considera como uso no racional, en particular en los periodos de escasez, destinar el agua potable para una serie de actividades, entre muchas, regar jardines (lugar en que las plantas realizan la fotosíntesis). A su vez, como entidad responsable del agua potable, nos solicitaban hacer buen uso de esta y que recordáramos que muchos sectores del interior del país están afectados directamente por el cambio climático.

Me entristece ver que nuestros ríos sean clasificados con un valor de uso, no de recurso, a sabiendas de que son ecosistemas en los que se transfiere energía y hay vida y que, de resultar contaminados, su recuperación ecológica demorará años. Esto sin dejar de mencionar los problemas de salubridad que tendríamos. Vemos que Panamá firma acuerdos internacionales y participa en todas las cumbres organizadas para tratar diversas temáticas ambientales, sin embargo, hay contradicciones entre lo que se dice y lo que se hace.

Como estudiosa de la naturaleza, propongo trabajar en redes para evitar que se pierda más tiempo y recursos. Está claro que nos urge pensar y tomar acciones, ya sea de forma individual o colectiva, en Panamá y en el resto del mundo, para valorar y proteger los recursos naturales.

Solo tomando conciencia y asegurando una buena gestión de estos recursos tendremos agua en abundancia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código