Facebook Live: El impuesto de inmueble y el patrimonio familiar Ver más

RELACIONES

Acoso escolar, un tema prioritario: Nicole Triboulard

Imagina que estás sentado en el cine y que, sin previo aviso, una persona toma tus palomitas y se las come. ¿Te sentirías ofendido? Probablemente, intentarías recuperarlas y pelearías por ello. ¿Qué pasaría si luego de muchos intentos no logras recuperarlas, y si nadie te ayuda y todos actúan como si nada ocurriera? ¿Qué pasaría si esto sucede cada vez que vas al cine... te gustaría regresar?

Si ya lo imaginaste, tienes una idea de cómo se sienten las víctimas de bullying. Esta es la realidad que experimentan muchos niños en el mundo pero, pocas veces, los adultos se detienen a pensar en la seriedad del tema y en las posibles repercusiones de ser víctima de acoso escolar o de formar parte, como agresor, espectador o víctima.

Todos hemos escuchado las típicas frases: “son cosas de niños”, “están jugando”, “entre ellos se resuelve” o, aun peor, a las personas que afirman que el bullying no existe. Invisibilizamos el acoso cuando argumentamos lo anterior; lo banalizamos al comentar: “son cosas de niños”; lo normalizamos al opinar que “eso ha sido así desde siempre”, y lo legitimizamos argumentando que “solamente están jugando”. Son estos comentarios los que permiten que el acoso escolar encuentre amparo en la sociedad, crezca y se desarrolle en silencio, afectando a uno de cada siete niños entre el prekínder y el duodécimo grado.

Por otra parte, hay miembros de la sociedad que han prostituido el término bullying. Ahora todo el mundo es bully y a todo el mundo lo bullean. Incluso, se ha llegado a un punto en el que la palabra bully es usada con connotaciones de cariño. Esto ha resultado en la distorsión del significado, restándole gravedad a lo que realmente es el acoso escolar: “Una conducta de persecución física y/o psicológica que realiza un/a alumno/a contra otro/a, que se escoge como víctima de repetidos ataques. Esta acción negativa e intencionada sitúa a la víctima en una posición de la que difícilmente puede escapar por sus propios medios”, (Dan Olweus, 1983).

Es común que las personas asimilen el acoso escolar en confrontaciones esporádicas o frente a situaciones, más o menos violentas, que se pueden dar dentro del plantel educativo. Pero, como su definición lo indica, este debe ser repetido, no esporádico.

El acoso escolar es un problema serio y, en mi opinión, supone uno de los principales riesgos psicosociales que sufren los niños hoy día, por ende, hay que tratarlo como tal. Se debe empezar por reconocer que existe un problema, pero esto no basta. También debemos hacer un esfuerzo activo para informarnos y prevenirlo.

Como todo conflicto, es difícil de erradicar por completo, por lo que debemos estar preparados para afrontarlo con rapidez y de la mejor manera.

Que el acoso escolar siempre haya existido, no quiere decir que sea correcto. Lo único que esto significa es que tenemos una problemática milenaria en nuestras manos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código