EL MALCONTENTO

Audacia y generosidad: Paco Gómez Nadal

En realidad, si pensamos en el futuro del país, lo que ocurre hoy no es tan relevante. Sí, es cierto que la mayoría apuesta a un tiempo más relajado, con otras formas, pero el cambio de gobierno no significa per se ni un cambio de sistema ni una garantía democrática. La salud de la estructura de un sistema realmente democrático tiene que ver con la calidad de las instituciones, con la continuidad en la garantía de los derechos y con ese buen invento del sistema occidental representativo que es la división de poderes (uno de los conceptos más repetidos y menos practicados).

Panamá y la ciudadanía panameña podrían dormir más tranquilos si el grueso de los empleados públicos accediera a sus puestos a través de una carrera administrativa, en lugar de esta mudanza masiva que se produce con cada cambio de administración y que incluye un sinnúmero de botellas a las que hay que pagarles favores o compensarles por el tremendo mérito de ser hijos de alguien a quien se le debe el favor. Con el nuevo gobierno veremos acceder a la función pública a cientos de hijos, primos, cuñados o nietos de panameñistas de renombre o de aliados de negocios de estos mismos. Esta tremenda debilidad del sistema institucional, que aborta cualquier posibilidad de políticas públicas de mediano plazo y desincentiva la creación de capital humano al servicio del Estado, es, sin embargo, una magnífica oportunidad para el nuevo Ejecutivo, que tiene tiempo de sobra para adelantar una ley de la carrera administrativa que abarque todos los ámbitos, excepto los altos puestos de responsabilidad oficial que deben ser de designación directa para garantizar que cada gobierno pueda implementar el programa por el que le han votado.

Los panameños dormirían mucho mejor si el Poder Judicial fuera limpiado en todos sus niveles. Se han gastado decenas –cientos– de millones de dólares de la cooperación internacional y de los presupuestos públicos panameños para tratar de enderezar esta pieza clave del edificio institucional garante de los derechos, pero ha faltado lo más importante: la voluntad política y la generosidad de las élites, que deberían estar dispuestas a que todos los panameños fueran iguales ante la ley (una de las falacias más repetidas y mentirosas de los discursos oficiales). Todo panameño sabe que con plata e influencias la ley es evitable; todo inversor extranjero sin escrúpulos sabe que se puede torcer el marco normativo para aumentar sus beneficios, aunque por el camino queden víctimas. Si la justicia funcionase, los Martinelli y similares que pululan por el país no se atreverían a hacer sus fechorías con tanta alegría y descaro. Panamá se despertaría siendo otra si, además, hubiera un juicio ético a los cómplices del mal más allá de los tribunales. Cientos de personas han sido cómplices del gobierno de Martinelli, de su corrupción y de su sistemática violación de los derechos humanos; algunas han sido “recompensadas” con cargos en la nueva administración. El mensaje que se envía es que nada es tan grave, que los daños provocados nunca son tan graves como para que se produzca un desprecio colectivo a las personas que han sido cómplices necesarias.

Sé que algunos afilados comentaristas ya estarán preparando la andanada de insultos a este extranjero que se atreve a opinar con temeridad de un país que no es el suyo. Eso es como meterse con la persona que lucha contra el calentamiento global sin ser científico pero, más allá de esa obviedad, les puedo asegurar que hoy escribo como un experto. Mi país de nacimiento, el que ahora sufro y el que siempre me dolió, se dedicó a mirarse al ombligo los últimos 35 años y a aplazar las reformas de fondo que garantizaran un desarrollo sostenido y sostenible y una educación crítica e inteligente. El resultado es un país corrupto en todos sus niveles, con una población indolente, ignorante y desmemoriada, empobrecido en sus derechos e incapaz de reaccionar ante los problemas, pero al que le salvan tres elementos fundamentales: una justicia independiente, que se ha convertido en la última frontera de la dignidad; un cuerpo de empleados públicos, que a pesar de los recortes y de las presiones políticas, está manteniendo las bases del sistema de derechos sociales, y una capacidad de indignación mínima que está obligando a los piratas de la política y de los negocios a encerrarse en sus burbujas de oro, porque cada vez que pisan la calle salen escaldados.

Panamá tiene todas las oportunidades y si este presidente, que hoy comienza la tarea, y su gobierno quieren pasar a la historia, tendrán que practicar la audacia y la generosidad en dosis incalculables.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código