PROCESO

Beatificación de Óscar Arnulfo Romero: Pastor E. Durán Espino

Según noticias aparecidas recientemente, tanto en la prensa internacional como nacional, el arzobispo mártir de El Salvador, Óscar Arnulfo Romero, será beatificado el 23 de mayo próximo en su país. Así lo anunció el postulador de la causa, monseñor Vicenzo Paglia, quien llegó a El Salvador para definir los detalles del proceso.

Los seguidores del arzobispo mártir lo llaman “San Romero de América”. Romero se hizo célebre por su predicación en defensa de los derechos humanos cuando El Salvador se debatía en una guerra civil entre sectores populares y el gobierno de Napoleón Duarte. Murió asesinado mientras auspiciaba una misa en la que exhortaba a guerrilleros y paramilitares al cese del fuego.

La proclamación de una persona como santo, se hace al final de un proceso que consta de cuatro etapas: siervo de Dios, venerable, beato y santo; pasos que sigue la Iglesia católica en todos los casos.

Para la primera etapa, un obispo diocesano y el postulador de la causa piden iniciar el proceso de canonización, para ello realizan una exhaustiva averiguación con personas que conocieron al candidato, para saber si en verdad su vida fue ejemplar y virtuosa. Si se logra comprobar por el testimonio de estas personas que su comportamiento fue ejemplar, la Iglesia lo declara “Siervo de Dios”. Ya Romero fue declarado como tal.

La Congregación para la Causa de los Santos”, del Vaticano, aprueba La Positio, un documento en el que incluyen –además del testimonio de los testigos– los principales aspectos de la vida, virtudes y escritos del siervo de Dios. Si por estas detalladas averiguaciones se llega a la conclusión de que sus virtudes fueron heroicas, el Vaticano lo declara “venerable”. Distinción que Romero recibió.

Para que un venerable como Romero sea beatificado, es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión. Sin embargo, en enero pasado Romero fue declarado “mártir por odio a la fe”, lo que no requerirá que se le compruebe un milagro para ser declarado beato.

Cuando se beatificó a Juan Pablo II, por ejemplo, fue por la curación milagrosa de la religiosa francesa Marie Simon-Pierre, que trabajaba en una maternidad católica y sufría de párkinson. Ella resultó curada de la noche a la mañana, cuando su comunidad pidió el milagro a Juan Pablo II.

El papa Wojtyla fue proclamado beato por Benedicto XVI, el 1 de mayo de 2011, seis años y un mes después de su muerte.

Por último, para la canonización o declarar “santo” a una persona fallecida, es necesario otro milagro atribuido a la intercesión del beato y ocurrido después de su beatificación. Se considera que el asesinato de Romero fue el detonante que provocó el fin de la guerra civil en El Salvador, que concluyó en enero de 1992, con la firma de los acuerdos de paz.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código