INVERSIÓN

Bienvenido el fomento de la investigación y el desarrollo: Dorindo Jayan Cortez

La investigación y el desarrollo (I+D) son conceptos esenciales para definir los espacios que tienen los países para avanzar en sus proyecciones, sobre todo en un contexto global en el que se perfecciona la “economía del conocimiento”. Hablamos de una revolucionaria tendencia que cambia los patrones productivos (la base es el conocimiento) y que, como ha sido tradicional, distancia a los países desarrollados-industrializados de los que menos tienen. En este contexto, el anuncio de que en el Plan Estratégico Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Pencti 2015-2019) contempla una inversión de $400 millones en proyectos de I+D es realmente significativo. Esto representa el 0.7% del PIB, y supera el 0.2% entre 2009 y 2014. Lo más importante es que se utilice como corresponde y no para sustentar preferencias y hasta negocios particulares, como parece ocurrió en el quinquenio anterior.

Es comprensible que en la región se doble la importancia de la I+D por ser un nuevo paradigma para los países pequeños, pero posesionados en el mercado económico. Los industrializados, por su parte, afinan políticas para mantener el estatus en el nuevo contexto. Como dice Alvin Toffler, “el conocimiento se vuelve el recurso central de las economías avanzadas”.  Y con ello, la polarización de la economía mundial a partir de ese factor (el conocimiento).

Las naciones industrializadas dedican más del 80% de la inversión en investigación. En América Latina esta solo representa el 2%; los países asiáticos dedican el 28%; Europa el 30% y Estados Unidos el 39%. En Panamá, la inversión en ciencia, investigación e innovación es escasa; así lo constata el Pencti 2010-2014: “De acuerdo con las cifras más recientes, el país invierte 0.26% del PIB en investigación, desarrollo e innovación (I+D+I) y cuenta con solo 476 investigadores equivalentes a jornada completa, con una relación de 0.3 por cada mil integrantes de la población económica activa (PEA)”. Esos valores son bajísimos aun comparados con el contexto latinoamericano en el que la inversión promedio en I+D+I es de 0.7% del PIB y el promedio de investigadores es de 1.0 por cada mil miembros de la PEA.

Es correcto incrementar la inversión y desconcentrar la distribución de beneficios. Por ejemplo, en las convocatorias de estímulo a las actividades de ciencia y tecnología, el plan anterior reconocía que Panamá y Chiriquí concentraban el 93% de la inversión total”, y el 76% de los becarios. La inversión (insignificante) no era cónsona con nuestra economía. Panamá registra índices sobresalientes de crecimiento. Desde 2004 hasta 2008, el PIB se duplicó, pasando de $23,000 millones a más de $42,000 millones. Es el mayor exportador e importador en la región, según la CEPAL. Y entre 2008 y 2012 las cifras son iguales de espléndidas.

Nos satisface, ¡a buena hora!, que se decida invertir en un renglón que es estratégico para el desarrollo del país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código