EL MALCONTENTO

¿Cabo Verde o Dubai?: Paco Gómez Nadal

Panamá está en una encrucijada que la puede llevar de un extremo nefasto a otro pernicioso. Los últimos gobiernos han tratado de seguir de forma disciplinada el “Manual del Buen Imitador” redactado por las instituciones financieras internacionales y por algunos panameños que aspiran a ser estadounidenses, europeos o, en el peor de los casos, brasileños. El manual impide aplicar recetas propias o imaginar un país con una propuesta y, por ello, hay que buscar modelos externos.

En ese dilema anda el presidente Ricardo Martinelli y los que aspiran a sucederle (que ahora salen como hongos de debajo de las piedras humedecidas por el clima tropical). Él asegura, así lo hizo hace unas semanas en Madrid (España), que Panamá es el Dubai de las Américas y es posible que tenga razón.

Dubai no es más que un espejismo de edificios ultramodernos y lujo asiático mal entendido que esconde realidades de las que no se habla (igualito que en Panamá). En Dubai hay mucho dinero y muy pocas libertades. Pero el dinero no es para todos y las libertades no se conquistan, sino que se conceden. La mayoría de la gente que vive en Dubai (el 80%) no es residente del emirato, sino que es mano de obra barata llegada de Pakistán o de India a la que se le retira el pasaporte al entrar al país (para que no pueda cambiar de trabajo) y con él buena parte de sus libertades.

El lujo y el brillo parecen suficientes para que la comunidad internacional y los medios de comunicación se olviden de que en Dubai no hay elecciones, los partidos políticos están prohibidos y el derecho de asociación muy limitado. El lujo y el brillo promocionan la servidumbre como modelo laboral.

Ese es el modelo que parece elegir Martinelli y dentro de Panamá no hay mucha gente que le lleve la contraria. Los manifiestos y notas de prensa ya están gastados. Da igual que el Consejo Nacional de Periodismo (CNP) denuncie, por enésima vez, los ataques del Ejecutivo de Martinelli contra los medios. Habrá que dar un salto cualitativo en la protesta, porque de nada sirve seguir llorando cuando los abusos no dejan de cometerse.

La impunidad llega a tal extremo que la Policía Nacional puede darse el lujo de anunciar a bombo y platillo que ha detenido a Cristian Mora, uno de los supervivientes de la matanza del Centro de Cumplimiento de Tocumen, y acusarlo de disparar contra unos agentes y luego, cuando se demuestra que la institución ha mentido, hacerse el loco y pasar la página.

El otro modelo es el de Cabo Verde, que sigue vigente en el país. No solo el de las multis de la Avenida Nacional (en protesta estos días por los cortes eléctricos) sino el modelo postcolonial, de dependencia externa, de falsa democracia y votaciones por doquier para justificar un sistema inviable, de un Estado fallido que deja la gestión real del país en manos de mafias y piratas de cuello blanco y de otros cuellos menos aparentes...

La única diferencia real de los dos modelos es el dinero. Dubai es “viable” porque el dinero que se mueve en cantidades industriales aguanta a las clases altas y mantiene la boca y la indignación cerradas a una mayoría necesitada de empleo. Así es Panamá. El país no está mejor, pero hay más trabajo precario que repartirse y, cuando hay que mantener una familia, eso tranquiliza.

Cuando la macroeconomía de la especulación decae, los empleos empiezan a faltar y los espejitos pierden su brillo es cuando se pasa al modelo Cabo Verde. Claro que hay que recordar para los amantes de la historia, que Cabo Verde fue viable durante unos años, cuando decidió no seguir la corriente impuesta por el Banco Mundial y jugó a ser independiente de verdad. El castigo por aquella irreverencia está siendo largo y duro. ¿Será que Panamá está pagando también su karma?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

25 Feb 2017

Primer premio

6 9 8 8

AAAA

Serie: 7 Folio: 6

2o premio

5977

3er premio

9957

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código