PRIMEROS DEBATES

Campañas, estrategias y demagogia: Daniel R Pichel

Ya falta menos para que se termine este suplicio de la politiquería que nos satura día y noche. Estamos en el primer mes de campaña y realmente es poco lo destacable entre todo lo que vemos en los medios.

Como era de esperarse, las campañas son predecibles, repetitivas y con muy poca sustancia. Cada uno sigue al pie de la letra el libreto que le diseñó el “estratega” contratado para la ocasión. El contenido es secundario ante los movimientos estratégicos que consideran los puede llevar a una victoria electoral, al margen de las mentiras que sea necesario decir para convencer al incauto que se deje. Entre sonrisas fingidas, anuncios pregrabados y promesas vacías, corre el tiempo hacia el 4 de mayo.

En la última semana, ha habido dos foros (o debates) que no fueron más que lo que suelen ser estos programas, exhibiciones donde puede más la imagen que el contenido. A mi modo de ver, en el primero, Juan Carlos Navarro se mostró mucho más cómodo que sus adversarios. Sin duda, la práctica y la obsesión con la Presidencia de la República rinde sus frutos. Juan Carlos Varela y Genaro López se vieron rígidos y acartonados.

Curiosamente, lo que parece inaudito es que la estrella del evento fuera quien no asistió. Los participantes se mostraron más preocupados en resaltar la ausencia de José D. Arias (recordada por la antiquísima fórmula de “la silla vacía”), que en desarrollar argumentos.

El segundo programa fue un poco diferente. El que mostró más cambios –a mi modo de ver– fue Genaro López, quien explicó sus argumentos económicos de una manera que lució sincera y sin maquillajes. Al exponer lo que ha sido buena parte de sus discurso por más de 10 años, se nota más articulado. Varela y Navarro no perdieron la oportunidad de tirarle sus pedradas a Arias por no haber asistido, y entre ellos, por sus no muy halagadores antecedentes.

Así mismo, han reaparecido campañas sucias que son una verdadera porquería. Involucrar temas de la vida privada, sean o no ciertos, solo denotan la falta de argumentos de los adversarios.

Lo vergonzoso es que importen más las estrategias diseñadas por supuestos expertos, que la presentación formal y transparente de sus planes. Basado en eso, hay temas que a mí me siguen pareciendo muy complicados. Menciono los más evidentes:

Arias basa su discurso en seguir los cambios. Eso parece el segundo capítulo de la campaña del año 2009, pero sin los zapatos de pueblo. La constante referencia a los “políticos tradicionales” si bien pudo dar frutos hace cinco años, hoy no tiene tanta fuerza, pues a la actual gestión se le achacan defectos comunes a todos los gobiernos. Nombramientos de amigos, corrupción, sobre costos, adendas a contratos, falta de transparencia, viajes suntuosos y gastos injustificados han sido pecados comunes a todas las administraciones desde que retornamos a la democracia después de la dictadura. Salvo la gestión del presidente Endara –que practicó una austeridad en buena parte impuesta por las circunstancias– todos son cuestionados por lo mismo.

Los subsidios como herramienta para “repartir riqueza” termina siendo siempre una carga adicional para la población productiva, mientras los supuestos beneficiarios desarrollan más y más dependencia del paternalismo estatal.

Varela monta su campaña en dos promesas primordiales. El “control de precios de emergencia”, que personalmente me parece más una venganza contra el presidente Martinelli que un programa sensato. Es sabido que el control del mercado por parte del Estado tiende a producir desabastecimiento.

No me parece que la manera de bajar la canasta básica sea “congelar precios”, pues hay otros factores que tienen injerencia en ese rejuego de oferta y demanda.

El segundo pilar de la campaña panameñista es lo de “cero letrinas”. Si bien es deseable y necesario, entre otras cosas por un tema de salud pública, el costo que tendría lograr esto es altísimo.

Decir “cero letrinas” implicaría poner servicios higiénicos (bien sea con alcantarillado o con tanques sépticos) en todas las casas del país, incluyendo las comarcas. La gran dispersión de esa población obligaría a una inversión gigantesca para hacer llegar agua corriente, necesaria para el funcionamiento de un sistema higiénico de disposición de excretas.

Personalmente, me parece que esto es una promesa demagógica que no será posible cumplir.

Del proyecto de Navarro (que es a mi modo de ver el mejor presentado), hay un tema que me parece supremamente irresponsable.

Lo de equiparar todas las jubilaciones a por lo menos el salario mínimo es demagogia de la más barata y descarada. No porque no deban aumentarse las jubilaciones, sino que la implementación es muy compleja. Para comenzar, las jubilaciones son manejadas por la Caja de Seguro Social y no son responsabilidad del Gobierno Central.

El aumento requeriría una gran inyección de fondos de parte del Estado (y de rebote de todos los que pagamos impuestos). Como ejemplo, por cada jubilado que recibe 150 dólares al mes, se requeriría que el Gobierno aportara, por lo menos, 400 dólares adicionales mensualmente.

Basar semejante oferta en que el dinero saldrá “de lo que actualmente son sobre costos” es una irresponsabilidad, pues eso no es cuantificable de forma precisa. Todos sabemos que semejante medida, de implementarse, nunca podrá ser eliminada y representaría una carga inmensa para el sistema financiero del país. Una promesa de ese calibre requiere de un análisis actuarial muy detallado, lo cual no ha sido hecho, por el simple motivo de no contar con cifras precisas.

Ahora, llegará el momento de leer en detalle los planes de gobierno para comentarlos mejor. A eso, habrá que dedicar las próximas columnas. @drpichel

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código