DESCOORDINACIÓN

Al Canal le falta algo más que agua: Orlando Acosta Patiño

Las consecuencias del fenómeno de El Niño ponen en evidencia la vulnerabilidad de estructuras hidráulicas, como el Canal de Panamá, no solo por la falta del recurso, sino por la ausencia de una política integral en la dimensión de planificación. Esta mirada ayudaría a enfrentar y mitigar los problemas que genera el choque entre lo social y lo territorial.

Fuentes de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) anunciaron que los embalses están por debajo de cuatro pies del nivel usual. También se ha dicho en foros públicos (Fulbright Speakers Series, Ciudad del Saber, 2015) que el Canal reportó que este año será el más seco en 100 años de registros hidrometeorológicos. Además se mencionó que Panamá está lejos de una política administrativa –coherente e integral– de sus recursos hídricos. No hay, a excepción de los lagos Gatún y Alajuela, estructuras hidráulicas que sirvan para la administración del abundante recurso hídrico que fluye por los cauces de ríos. Panamá es uno de los tres países del mundo con mayor abundancia de agua que cae del cielo, una oferta que no es administrada bajo enfoque racional. Según opinión de expertos, el país debería contar con un instituto de hidrometeorología, tal como tienen otras naciones.

Los embalses del Canal sirven para posibilitar el tránsito de barcos, así como para abastecer de agua a un poco más de la mitad de la población del país, asentada en la gran región metropolitana. Hoy día se extraen de los lagos Gatún y Alajuela 415 millones de galones de agua diarios. Proyecciones de la ACP apuntan a que en 2025 habrá un desfase entre la demanda y la producción de agua, debido al crecimiento de la población y al mal uso del recurso y que, incluso, en el 2012 se rebasó la proyección de consumo establecida en 362 millones de galones de agua diarios.

Ante la crisis de las fuentes superficiales, la débil administración de la red de abastecimiento del Idaan, con la frágil política de cobros y la gran cantidad de agua que se pierde por las tuberías rotas, el asunto se torna crítico. El Idaan anunció un proyecto para la construcción de tres potabilizadoras que utilizarían mucha más agua de lo que se pensaba, pues extraerían 190 millones de galones diarios, lo que representa un 46% adicional de lo que extraen los embalses del Canal.

La incoherente política de vivienda –si es que la hay– empuja los límites de la ciudad más allá de lo racional, sin aprovechar los recursos de redes y el potencial que ofrece la ciudad, como escenario de construcción social. Hoy la ciudad de Panamá se extiende cerca de 70 km desde Pacora hasta La Chorrera. Las soluciones que promueve el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) generan mayor concentración al oeste de la provincia de Panamá, con la falta de dotación del servicio de agua –como si el Idaan y el Miviot existieran en dimensiones distintas– lo que deja el problema “a otras instituciones”. Pareciera haber absoluta descoordinación entre las entidades dedicadas a la planificación de asentamientos y a los recursos hídricos. El Ejecutivo, que debería promover esta coordinación, parece estar en Bosnia. No debe dejar en manos de los desarrollistas temas vitales de políticas públicas como la ciudad, el agua y el Canal.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código