FALTA DE PLANIFICACIÓN

Caos en la ´city´: José Antonio Ardila Acuña

Hace 30 años decidí fijar mi residencia en una barriada que había construido la Caja de Seguro Social sobre la vía Domingo Díaz y que dista a solo 13 kilómetros de la Universidad de Panamá.

Esa distancia la recorría en, aproximadamente, 25 minutos. Cuando tenía clases a las 7:00 a.m., bastaba con levantarme a las 5:30 a.m.; y si mi primera lección era a las 8:40 a.m., ponía la alarma a las 7:00 a.m.

Con el tiempo, la ciudad fue creciendo (alargándose) y el flujo vehicular por esa vía comenzó a hacerse fastidioso (pero sin “tranques”), porque las necesidades de las familias las obligaron a adquirir un vehículo particular, en vista de que el sistema de transporte público era (y es) ineficiente. Por ende, el parque de automóviles se multiplicó.

La barriada en la que vivo no fue ajena a este desarrollo, inmobiliario y mobiliario, y se convirtió en una ciudadela gracias a una empresa constructora que, hasta ese entonces, se dedicaba solo a construir (iniciar) carreteras que no terminaba.

Entonces, decidí poner el despertador unos minutos más temprano y de esa forma llegar a tiempo a la universidad.

Han pasado los años y la vía Domingo Díaz sigue siendo la misma, de dos carriles por dirección, y desde hace dos años la constructora -que no termina las carreteras que comienza- está llevando a cabo obras de reparación en unos 10 kilómetros que, dicen, cuestan casi 240 millones de dólares.

Primero se dedicaron a “parchear” algunos “cráteres”; luego, decidieron asfaltar ciertos paños, dejando desniveles entre ellos; más tarde levantaron el concreto que no tenía fisuras para reemplazarlo por asfalto; por último, han decidido ampliar la vía y, en consecuencia, mover los postes de la energía eléctrica, construir puentes, etcétera. No obstante, todo esto se realiza simultáneamente, causando un embotellamiento espectacular y, a cada paso, ocurren colisiones menores.

La vía Domingo Díaz y las otras que conducen al centro de la ciudad son un caos y aunque los kilómetros de distancia entre mi casa y la universidad siguen siendo 13, he tenido que cambiar mis hábitos matutinos.

Ahora utilizo una hora y 40 minutos para recorrerlos, cuando tengo clases a las 8:40 a.m. Esto significa que tengo que abandonar mi lecho a las 5:45 a.m. Cuando las lecciones son a las 7:00 a.m., entonces me debo levantar a las 4:15 a.m. y salir de casa antes de las 6:00 a.m.

Imaginémonos a qué hora deben levantarse los que viven 13 kilómetros más lejos que yo, y los que utilizan otras vías que están en condiciones desastrosas.

Hay un alto porcentaje de estudiantes que vive en Las Mañanitas, en la 24 de Diciembre, en Pacora, Chepo y Las Garzas que se despiertan a las 3:00 de la madrugada y abordan el Metro Bus (si hay) a las 4:00 a.m. para estar en el campus Octavio Méndez Pereira a las 7:00. Cuando son las 9:00 de la mañana ellos ya tienen el deseo de satisfacer una de las necesidades básicas del ser humano: comer; y, por más esfuerzo que hagan, no “digieren” los conocimientos que les transmiten los docentes. Además, muchos dormitan en las últimas horas de la jornada matutina.

Definitivamente, bajo estas condiciones no lograremos formar una generación de profesionales habilitados para afrontar los retos que la sociedad impone.

¿Y qué decir de los trabajadores de la construcción, de los funcionarios públicos y privados, de los cientos de miles de panameños que viven al este y noreste de esta discordante ciudad de Panamá?

Lo que no entiendo es ¿por qué ejecutan todos estos trabajos, incluyendo la construcción del metro, al mismo tiempo? ¿Por qué no se laboró intensivamente durante la estación seca? ¿Por qué no se ocupan de estas faenas durante la noche?

Tengo la sensación de que ni a las autoridades ni a los propietarios de la constructora –que no cumple con las especificaciones de los contratos– les preocupa nuestra suerte.

Pareciera que lo único que les interesa son las pingües ganancias que pueden atrapar de estas construcciones, antes del 4 de mayo de 2014, cuando los panameños, a través del voto, forjaremos un verdadero y democrático cambio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código